Excavaciones en Argandenes, donde se ve el perímetro del edículo cuadrangular. Foto El Comercio
Excavaciones en Argandenes, donde se ve el perímetro del edículo cuadrangular. Foto El Comercio

En Asturias, por desgracia, es una constante la ausencia total o casi total de depósitos funerarios hasta la Edad Media. No obstante, en las últimas décadas se van produciendo un creciente número de hallazgos que nos proporcionan una información valiosísima. Uno de los más singulares tuvo lugar en 2010 en Argandenes1, Piloña.

Una necrópolis en territorio de los Luggones

Argandenes es un topónimo muy singular. Es una localidad en pleno territorio Luggon. Concretamente el de los luggones arganticaeni, cuyo parecido onomástico es notable ¿verdad?. En su entorno se habla de un lugar que podría corresponderse con un castro. La asociación del etnónimo arganticaeni con el topónimo Argandenes, hacía pensar en un posible asentamiento castreño nombrado como la etnia dominante del territorio. Por su entorno discurre una antigua vía que podría haber existido ya en época romana y la distribución de la necrópolis en un territorio de media altura sobre una pequeña explanada en la pendiente, en una posición dominante, es una constante en los espacios funerarios de periodo bajoimperial en adelante.

Excavación de Argandenes. Foto LNE
Excavación de Argandenes. Foto LNE

La maquinaria que trabajaba en la construcción de un depósito de agua en la ladera, sacó a la luz una serie de restos humanos que quedaron expuestos por un corrimiento de tierras. Además se veían restos de una construcción asociada a ellos. La investigación arqueológica2 posterior determinó que había restos de al menos 19 tumbas diferenciadas. La construcción era un edículo cuadrangular de pequeño tamaño que estaba asociado a los enterramientos realizado con muretes de piedra trabados con mortero de cal y blanqueados al interior, habiéndose perdido parte de dos lados por corrimiento de tierras. Su superficie útil es de 4,5 m². Los cuerpos se depositaban, en promedio, con una orientación este oeste, aunque hay grandes variaciones en cuanto a este punto. Estaban en posición de decúbito supino. Los brazos en distintas posturas: a lo largo del cuerpo, o las manos reposando sobre el pubis o el abdomen, o una mano apoyada sobre el lado opuesto de la cadera y otra sobre el pecho. Debían tener ataúdes de madera según muestra el registro arqueológico3 por la gran cantidad de clavos de hierro en las tumbas. Un dato curioso es la pervivencia de la antiquísima costumbre de depositar conchas de moluscos en las tumbas.

Te puede interesar   Segundo torques hallado en Betanzos en el mismo lugar

Las inhumaciones pertenecían a dos momentos de la existencia de esta construcción. Por un lado una primera fase con enterramientos simples o en «ataúd» realizado en lajas de piedra. Una de ellas, la denominada tumba 14, está considerada la fundacional del monumento funerario. El resto debieron ser posteriores y fueron reutilizando este espacio. Se trataría de una construcción con una cubierta de tégula e imbrice que tiene paralelismos en otros lugares de la Península. En una segunda fase se reutilizan los materiales del edículo en las nuevas tumbas que se ubican en el mismo espacio. Es curioso que por el volumen de tégulas encontrado, no se han conservado todas, sino aquellas que no sirvieron, probablemente, para ser reutilizadas en otras construcciones del entorno.

La extensión del yacimiento es mucho mayor que lo excavado en las campañas realizadas hasta ahora. Probablemente sólo conocemos una pequeña parte de una necrópolis que se extiende por la ladera, pero de la que se conoce más o menos su extensión. Ese dato es clave, porque permitiría hacerse una idea del tamaño del poblamiento cercano a esta necrópolis que por otra parte no debería estar demasiado alejado de este lugar.

Pero ¿A qué periodo de la historia pertenece?

La cronología del yacimiento más fiable es la que proporciona el C14. De los análisis realizados a varios enterramientos se determinó una horquilla temporal entre los siglos IV y VII d.C. La tumba más «moderna» es del 650 d.C. aproximadamente. Esto otorga un contexto bajoimperial y tardoantiguo a los individuos depositados allí. Pero más interesante es el registro material de los objetos encontrados en ella, lo que nos permite esbozar una evolución de la necrópolis. Según las piezas encontradas parece que vivió un momento de auge en el siglo VI d.C.

Algunas de las piezas más destacadas de la necrópolis de Argandenes.
Algunas de las piezas más destacadas de la necrópolis de Argandenes.

El registro material es rico en comparación con otros lugares de enterramiento de este periodo en Asturias. Algunas de las piezas más destacadas forman parte de la exposición permanente del Museo Arqueológico de Asturias donde podéis verlas. Se trata de piezas de orfebrería y metalurgia que nos aproximan a una sociedad donde los elementos de carácter germánico predominan. Pero seamos cautos, es probable que lo que estemos viendo sea el registro material de las clases pudientes de este periodo, y estos elementos foráneos entran en la sociedad a través de estas élites.

Te puede interesar   Nuevo número de la revista Gerión
Materiales de Argandenes.   Museo Arqueológico de Asturias
Materiales de Argandenes. Museo Arqueológico de Asturias

Os dejo algunas recreaciones de las piezas hechas por Cpleathergoods aquí en Asturias. Se trata de objetos de una tradición germana, como esta pieza trilobular, elaborada con técnica de cloisonné que aunque en la memoria de las excavaciones aparece como un aplique del cinturón del individuo que lo portaba, lo cierto es que recuerda al remate trilobular de fíbulas de este periodo. Comentando este punto con el artesano que reprodujo las piezas, me comentaba que la rotura del remate trilobular coincidiría con el arranque de una de estas fíbulas. No nos olvidemos de que las excavadoras también hicieron cierto destrozo en las tumbas, en las que algunos de los individuos quedaron seccionados por las tareas de construcción.

remate trilobulado, de aplique de cinturón o de una posible fíbula. CP Leather Goods
remate trilobulado, de aplique de cinturón o de una posible fíbula. CP Leather Goods

Hebillas de cinturón, recipientes de cristal, una hoja de un cuchillo, etc… son piezas que tienen paralelos en el mundo germano meseteño y que probablemente nos hablen de personajes de alto nivel social presentes en este territorio. Concretamente estos vestigios corresponden a un individuo que vivió aproximadamente en el siglo VI, quizá al comienzo de la presencia visigoda en el territorio de Asturias, sobre todo en este sector oriental que habría permanecido al margen del mundo suevo, como vimos en otro artículo.

Recreación del cuchillo y otros objetos de la necrópolis de Argandenes- CpLeathergoods
Recreación del cuchillo y otros objetos de la necrópolis de Argandenes- CpLeathergoods

Argandenes es espectacular. En ella se documentan incluso tejidos de lino, frecuentes en el ámbito tardoantiguo peninsular, algo excepcional en el contexto de los suelos excesivamente ácidos de nuestro territorio.

Objetos de la necrópolis de Argandenes- CpLeathergoods
Objetos de la necrópolis de Argandenes- CpLeathergoods

En la segunda campaña de excavaciones se determinó la existencia de un muro perimetral al «mausoleo» que delimitaría el espacio exterior del mismo. También se hallaron tumbas en esta intervención que mostraban, como casi todas evidentes signos de saqueo. Es probable que muchos hubieran tenido lugar ya en época antigua.

Nos falta un asentamiento

Después de todo lo visto hasta ahora, lo cierto es que la gran pregunta es dónde se encuentra el asentamiento que dio lugar a esta necrópolis. Es una pregunta recurrente en este tipo de hallazgos. Por ejemplo en el caso de Paredes, que también pertenece a este momento, parece que el poblamiento está relacionado con la villa romana, e incluso el castro que está en las cercanías.

Es un momento en el que las élites hispano romanas, astures en este caso, que se han tenido que ocupar de la articulación y defensa del territorio en ausencia de un poder estatal fuerte, están dominando el paisaje ¿Una villa cercana? ¿Un castro? quizá ambos ya que forman parte de una secuencia de dominio del territorio entre el periodo prerromano y la tardoantigüedad, pero tengo la sensación de que, en este caso, lo tenemos delante de los ojos.

Te puede interesar   La llegada del cristianismo al territorio astur

En la parte superior de la ladera se encuentran unos potentes muros de piedra que en algunos casos presentan grandes derrumbes que parecen haber formado parte de una infraestructura de mampostería. En él se documentaron4 fragmentos cerámicos que apuntan en este sentido, recogidos en los años 70, así como restos de muros y construcciones pétreas. Curiosamente no se ha documentado como castro, aunque me temo que es necesaria una investigación de un calado mayor.

Sin duda es el lugar más cercano a la necrópolis, que formaría un espacio extramuros de este asentamiento, alejado del núcleo de población pero relativamente cerca, ocupando un espacio característico, como comentamos al principio de este tipo de necrópolis.

En definitiva, en mi opinión es un caso más de un yacimiento espectacular al que no se le ha prestado a lo largo de los últimos años toda la atención que se merece.

Notas al pie y bibliografía

  1. Estrada García, R. (2007). La necrópolis de Argandenes. Excavaciones Arqueológicas de Asturias2012, 277-282.
  2. Montes, B. G., García, R. E., Fernández, E. P., Blanco, E. C., Ordóñez, N. F., & Nieto, N. R. (2019). Argandenes: un espacio de enterramiento entre la Antigüedad Tardía y la Alta Edad Media. Nailos, 531-547.
  3. Montes, B. G., García, R. E., Femández, E. P., Blanco, E. C., Ordoñez, N. F., & Nieto, N. R. (2018). Cerámicas y tumbas. El cementerio tardoantiguo de Argandenes (Piloña, Asturias). In Cerámicas altomedievales en Hispania y su entorno:(siglos V-VIII d. C.) (pp. 104-115). Arbotante Patrimonio e Innovación.
  4. Caso Blanco, E. (2007). Prospección en el valle de Piloña-2002. Zona Infiestu-Villamayor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí