El rey Castro. Una leyenda de los poblados fortificados de Asturias

En nuestra región existe un rey mitológico que sólo encontramos en la tradición oral. Se trata de un personaje legendario, que además se extiende de occidente hasta el centro de Asturias, en el entorno del Cabo Peñas. Como todos los reyes legendarios deja su huella en el paisaje, de distintas maneras, y como en todo lo que tiene que ver con el tiempo de las leyendas en Asturias, está asociado a los moros. No a los musulmanes de la Edad Media, ya lo comentamos muchas veces, sino más bien a los «no bautizados» como dice Alberto Álvarez Peña, quien recogió las distintas partes de esta leyenda en la obra que tenéis en la bibliografía 1 y que cuenta en la conferencia que os cuelgo en este post.

En el occidente de Asturias la leyenda aparece asociada al espectacular castro de Cabo Blanco. El mítico rey (cristiano) ataca a los habitantes del castro (paganos).

El rey Castro. Una leyenda de los poblados fortificados de Asturias

«La leyenda popular habla de un mítico rey Castro asediando a los antiguos «moros» (se refiere a los paganos, no a los árabes) que habitaban el castro. El rey Castro sería el dueño de una ciudad situada en el lugar conocido hoy como A Senra. Los moros, para defenderse hicieron un gran foso con la intención de que el cabo quedase aislado formando una isla, pero no lo consiguieron y fueron derrotados. El foso legendario no es otro que el propio foso defensivo del yacimiento castreño, uno de los más espectaculares con 178m de largo y una profundidad de más de cuatro.

La hija del rey moro se enamoró del rey Castro, así que fue encantada por su padre. Se dice que en la playa de As Polías, al este del castro, el día de San Xuan se aparece la encantada peinando con peine de oro sus cabellos rubios. Cuando sale la encantada, al amanecer, le precede un olor muy agradable como de pan recién horneado. En la fuente que hay en esa playa, también aparece una gallina con sus polluelos de oro y, en la llamada Cova d’Ouro, de donde los moros extraían el preciado metal, hay estandartes de oro y multitud de tesoros ocultos en inmensas salas subterráneas donde elegantes damas sirven a la encantada. Aquel que consiguiera desencantarla sería su consorte y el dueño de tales riquezas.

Cuentan en la comarca que el rey Castro había donado su ciudad y sus rentas al Monasterio de Courias, por cuya razón la gente explica que varias de las tierras de A Senra pertenecieran a la iglesia de Valdepares, ya que habrían sido donadas a esta por los frailes de dicho monasterio. 

Fijaros que preciosidad de leyenda en la que se entremezclan elementos como las encantadas o xanas de los castros, que habitan en las cuevas con palacios subterráneos que nos recuerdan mucho a la mitología irlandesa y bretona. También de que los «moros» querían separar el castro de tierra excavando un foso, como en el de a Punta da Figueira en Coaña donde quizá se perdió el nombre del rey que los asediaba.

Te puede interesar   La religión de los astures. Nombres de dioses y diosas. Una primera aproximación

En los casos que aparece el rey Castro se trata de asentamientos que están cerca de la mar. Es el de El Ferriru en el Cabo Peñas donde hay varios, el más cercano el del castiellu de Podes : «existe un peñón en la costa conocido como El Castru que, cuando sube la marea, queda rodeado por el mar y donde, según la tradición, quedaron impresas en la roca las herraduras de su caballo.» 

Os dejo la conferencia que os comentaba al principio: «Batalles mítiques na tradición oral asturiana. Territoriu ya identidá»

Notas al pie y bibliografía

  1. Álvarez Peña, A. (2019) Un paseo por la mitología asturiana. Lugares con leyenda. Delallama Editorial.
Artículo anteriorLa religión de los astures. Nombres de dioses y diosas. Una primera aproximación
Artículo siguienteUn nuevo estudio ubica los petroglifos de caballos y ciervos del noroeste en el tiempo de los castros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí