Monte Naranco. Oviedo/Uviéu. En este entorno y en su ladera posterior se ubican seis castros (y probablemente alguno más sin catalogar). Captura Google Earth

Ya os comenté que Oviedo ha tratado mal a sus castros desde siempre. No sólo los que rodean a la capital, que los hay, sino también a los del concejo, que presentan un notable estado de abandono.

El plan director de los castros de Asturias plantea intervenciones en estos cinco yacimientos que podrían verse favorecidos por el proyecto de mejoras previsto en todo el monte Naranco, con limpieza y adecuación de rutas, renovación de la señalización etc…

Y es que si no sabes que ahí hay un castro, bajo la maleza, por desgracia lo más frecuente es que acabe destrozado, o peor, acabe soterrado debajo de alguna edificación privada que luego ya no tiene solución. Estos son los yacimientos para los que se plantea alguna intervención y vamos a analizar esa posible protección.

Castro de Montealto

Os hablé de él en esta entrada el castro del parque Purificación Tomás, al lado de los invernaderos del Ayuntamiento. Se arrasó completamente con cualquier vestigio visible del mismo para convertirlo en uso público. En los años 80 se documentó un foso en las obras de la conducción del gas que se llevaron a cabo en la zona.

Picu Castiellu, en Cuyences]

De una extensión máxima de 120 metros presenta una alteración notable por la construcción de una explotación avícola. En el inventario arqueológico de Oviedo se habla de tres fosos y un talud que eran visibles. Hoy la maleza y la construcción en el mismo hacen que no se distinga gran cosa.

Picu’l Cogollu, o La Cogolla

Es un pequeño recinto que presenta una defensa cara a la ladera del Naranco, y aprovecha el desnivel para su protección en la parte que da a la ciudad. Se trataría de un torreón defensivo que vigilaría la ruta entre Lucus Asturum y Lucus Augusti y que pasaba por el actual trazado de la ciudad de Oviedo.

Picu San Pedro, en Villaperi

Otro castro con nombre de santo. Su máxima extensión es en el eje E-O y alcanza los 170m de longitud. Una explotación de áridos amenaza su flanco sur, aparte de otras alteraciones. En su momento se documentó un foso y un parapeto.

Picu Castiellu en Villaperi

Un pequeño recinto defensivo, quizá otro torreón de vigilancia, en el que se llegó a documentar un derrumbe que parecía parte de una muralla. Hoy tiene construcciones particulares encima.

Picu Castiellu en Brañes.

Destaca por tener dos cuevas en el entorno de la cima y la presencia de materiales romanos en su momento. También está amenazado por una cantera en uno de sus flancos.

Por desgracia el plan director sólo recomienda algunas actuaciones en cuanto a su señalización y quizá en algún caso extremo la posibilidad de expropiaciones de terrenos, confiando el peso de las actuaciones al plan de recuperación del monte Naranco que debía impulsar el Ayuntamiento de Oviedo.

Pero el plan de recuperación no se está llevando a cabo como estaba previsto.

Este plan, que fue concebido en 2017 (PODEMOS+PSOE) con una dotación presupuestaria de 5 millones de euros nunca se llevó a cabo.

En 2018 se aprobó una primera partida de 60.000 euros para llevar a cabo tareas de desbroce y repoblación con especies autóctonas que no tuvo demasiado alcance, siendo su mayor impulso el realizado en 2019, con la adecuación  de casi 100km de sendas.

La llegada a la alcaldía del nuevo equipo de gobierno (PP+Ciudadanos) ha significado un cambio de rumbo en los planes previstos. Se está llevando el mantenimiento de vías verdes con planes de empleo, y se han organizado visitas a los yacimientos relacionados con la Guerra Civil y los monumenos prerrománicos del Naranco. Pero de los castros no hay mención en ninguna parte.

Por otro lado, nuevos peligros amenazan al patrimonio de la zona, con la polémica construcción de una carretera por la falda del monte.

Así que me parece un poco arriesgado que el plan director de los castros de Asturias centre sus expectativas en la protección de los castros del Naranco en una supuesta actuación municipal que no parece tener en cuenta estos yacimientos ni por asomo. En fin, espero tener que desdecirme pronto, sinceramente, pero dudo mucho que vaya a suceder.

Artículo anteriorExposición en el Museo de Zamora. 40 años de fotografía arqueológica.
Artículo siguienteEspectacular depósito de hachas de la Edad del Bronce en Asturias
Fon S.P.
Apasionado por la arqueología e historia del pueblo astur. Pateando museos y yacimientos entre el Cantábrico y el Duero. Excavando cuando puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí