ACPRA

Uno de los pocos ejemplos que tenemos en la Península Ibérica de razas autóctonas identificadas en las fuentes clásicas es el caballo de los astures. El asturcón es un animal asociado indisolublemente a ellos y es así desde su aparición en la Historia en el siglo I d.C.

El asturcón en las fuentes históricas

Para encontrar la referencia más antigua a estos caballos que hoy sobreviven en la Cordillera Cantábrica debemos ir a Plinio el Viejo, quien en su Historia Natural dice que:

«En la misma Hispania el pueblo galaico y el ástur producen la raza de caballos que denominamos tieldones (llamados asturcones con una forma más pequeña), los cuales no tienen en la carrera un paso común, sino una suave reunión con separación alterna de las patas, de donde mediante una técnica se enseña a los caballos a coger la carrera al trote».
Plinio (H.N. 8,67,166)

Tieldones, Thieldones o Celdones, ya que así aparece escrito en distintas fuentes, haría referencia a las razas de caballos de trote suave y característico, adaptados a los territorios de montaña entre los galaicos y los vascones en todo el norte. Solo la variedad más pequeña es la que recibe el nombre de asturcón, y como el gentilicio dado a las tribus de más acá del Astura hasta la mar, el nombre probablemente se lo dan los romanos, siendo la forma indígena más parecida a Tieldones.

El caballo asturcón
Estela vadiniense (cántabros) de Tridio. Siglo III d.C.

Es probable que los romanos conocieran estas razas de caballos antes de las campañas militares contra cántabros y astures, ya que contingentes de tropas de éstos habían participado en los conflictos bélicos con los celtíberos y antes con los cartagineses frente a Roma.Parece, por la lectura de fuentes como la Retórica ad Herennium (84-86 a.C.) que eran considerados como una especie de lujo, o un animal exótico.

«Le dice al oído, o que pongan en casa los lechos para comer, o que le pida a su tío un etíope para que venga a los baños, o que se haga sitio al asturcón delante de su puerta, o que procure algún efímero decorado de vanagloria».

El caballo asturcón
Camas de freno de La Cerrosa. Foto del autor, dibujo de M.L. Serna

Tengamos en cuenta que el territorio astur apenas había notado la influencia romana por aquel entonces, pero queda clara su presencia a través del comercio probablemente, ya en fechas tempranas. Esta fama se va a mantener desde entonces, alcanzando tal popularidad que se encuentran asturcones en Asia Menor incluso siendo el caballo preferido de Nerón.

“Aunque nunca antes solía soñar, después de que su madre fuera finalmente asesinada, vio durante un sueño […] al asturcón con el que más disfrutaba, transformado en una especie de mono en la parte trasera del cuerpo y solo con la cabeza intacta, que relinchaba cantando” Suetonio (Vidas de los Césares).

Siendo un caballo apreciado por Roma, existen varias menciones a ellos en la literatura latina. Si queréis saber más os recomiendo un artículo super interesante de D. Joaquín Pascual Barea que os referencio en la bibliografía.

El asturcón y los astures

Las fuentes greco-latinas destacaron la elegancia y los movimientos ágiles de este caballo. Se consideraba que era muy adecuado para el tiro de carros. Desconocemos el uso de carros entre las tropas astures, y sin embargo es más que probable que la descripción de tropas mercenarias a caballo del norte entre los cartagineses fueran astures y cántabros.

El caballo asturcón
Fíbula de Caravia. Museo Arqueológico de Asturias. Foto Asturgeografic

Curiosamente en el registro arqueológico en los castros astures no es demasiado abundante. Esto probablemente quiere decir que antes de que los romanos apreciaran sus virtudes, los astures ya sabían de su excelencia, y no era un animal cotidiano, sino probablemente un animal de prestigio en la sociedad castreña, frente a especies como la oveja o el vacuno, más abundantes al estar dedicadas a la producción de carne y leche y de productos derivados. También tendría que ver con el rendimiento cárnico del mismo ya que es de cría lenta en comparación con ovejas o vacas, siendo más útil para monta y para tiro.

El caballo asturcón

En cuanto a la arqueología, no sabemos a qué raza específica pertenecen los restos óseos encontrados en las intervenciones arqueológicas, pero si sabemos de su uso para monta, testimoniado a través de frenos, arreos, etc. como los de Caravia, La Escrita, o Castiello de Miravalles.

Hay que tener en cuenta también la referencia de Estrabón cuando se refiere a la costumbre de los «montañeses» de hacer sacrificios inmolando víctimas, entre ellas caballos: «sacrifican a Ares machos cabríos, caballos y prisioneros»

Por último, y para confirmar el uso del caballo en la antigua Asturia tenemos la representación figurativa de la diadema de Moñes, que viene a confirmar la relevancia del caballo en la Edad del Hierro del noroeste.

Raza y genética del asturcón

En correspondencia con las fuentes greco-latinas, lo cierto es que el asturcón (equus caballus) pertenece a una raza de caballos propia del occidente atlántico. Si bien Plinio los conoció entre Astures y Galaicos, estudios de genética actuales han demostrado que están emparentados estrechamente con las razas no sólo del norte de la Península sino también de las Islas Británicas.

En realidad, lo mismo que la oveya xalda, autóctona de Asturias, el asturcón está emparentado genéticamente con las razas de caballos del Arco Atlántico, desde Portugal a Escocia. Con el que más identidad genética guarda fuera de la Península Ibérica es con el Dartmoor que se cría en Devon, en el extremo suroeste de las islas británicas, así como con razas de Gales y el Connemara irlandés.

El caballo asturcón
Asturcones. Foto El Comercio

Se caracterizan por ser una raza pequeña, de 1.25m de alzada. Tiene cabeza pequeña de perfil cóncavo, con ollares amplios que le permiten oxigenar en territorio de montaña. Ojos de color negro, y orejas pequeñas. La espalda presenta grupa inclinada y patas cortas pero musculosas, con cascos pequeños muy resistentes. Pelaje negro, o marrón. Es muy identificable la crin abundante tanto en el cuello como en la cara. Aquí nos cuentan que en invierno cuando falta pasto, se comen el exceso de pelo que crían con el frío. A veces presenta estrella en la frente.

En este vídeo se describe muy didácticamente la genética de la raza asturcón.

Se trata de un caballo que por sus características físicas está muy bien adaptado a la montaña. Como dicen sus criadores, aguanta en sitios donde no sobreviven otras razas. Precisamente los cascos finos les permite buscar comida entre la nieve.

Nacen durante el mes de mayo y se destetan a principios del otoño. Criados en estado semisalvaje desarrollan conductas típicas de las manadas criadas en libertad. Por ejemplo se defienden formando un corro y agrupando a las crías en el medio, tras las grupas, mordiendo y pateando al depredador.

Una especie de la Edad del Hierro que sobrevive en la actualidad

En los años 70 del siglo XX un grupo de ganaderos tomó una pequeñísima población de no más de 40 ejemplares y emprendió la tarea de recuperación de la raza que casi estuvo a punto de desaparecer.

En el año 2020 el Ministerio de Agricultura, pesca y alimentación tenía censados casi 2500 ejemplares de asturcones de pura raza. Aunque  está calificada como en expansión con un grado de fiabilidad alta, aún sigue dentro del catálogo de especies en extinción. Para que salga de ella es necesario que se contabilicen más de 7000 ejemplares.

Aún así hoy en día hay asturcones por toda la Península Ibérica, y solo en Asturias hay casi 600 ganaderías censadas, que reúnen la mayoría de la población actual.

En la actualidad se trabaja desde varios puntos de vista con la raza. Por ejemplo es un animal idóneo para que los más pequeños aprendan a montar. El paso suave y el pequeño tamaño del asturcón, así como su docilidad lo hacen muy asequible para empezar. Es precisamente por eso que muchos se llevaron a las islas británicas para el aprendizaje de mujeres.

También es un animal idóneo para tareas agrícolas para la conservación de montes. Es curioso que en Asturias no se empleen con esa finalidad, estando adaptados perfectamente al terreno, y se lleven a Andalucía para el mantenimiento de olivares.

En el momento de escribir este artículo la asociación de criadores de ponis de raza asturcón, ACPRA celebró el I concurso de asturcones, que viene a completar el concurso morfológico que se realiza desde hace años.

El caballo asturcón
ACPRA. Asturcones
BIBLIOGRAFÍA

Yanguas, N. V. S. (1984). La arqueología castreña y el sector económico agropecuario. Memorias de historia antigua, (6), 43-66.

Yanguas, N. V. S. (1986). La ganadería en la Asturias castreña. Memorias de historia antigua, (7), 25-42.

Von Lettow-Vorbeck, C. L. (2005). Arqueozoología del caballo en la antigua Iberia. Gladius25, 187-206.

Pascual Barea, J. (2008). Razas y empleos de los caballos de Hispania según los textos griegos y latinos de la Antigüedad.

de Luis Mariño, S.; Fanjul Peraza, A.; Serna Gancedo, M. L. (2021): La panoplia de finales de la IIª Edad del Hierro de la sima de La Cerrosa-Lagaña (Suarías, Peñamellera Baja, Asturias). ¿Un conjunto asociado a las Guerras Cántabras?
Complutum , 32(1): 141-165.
Recursos online

Asociación de Criadores de Ponis de Raza Asturcón (ACPRA).

Raza Asturcón. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

Asturcón. SERIDA

Artículo anteriorVisitamos la villa romana de la Estaca. Excavación 2021
Artículo siguienteII Jornadas APIAA sobre Protohistoria y Antigüedad
Fon S.P.
Apasionado por la arqueología e historia del pueblo astur. Pateando museos y yacimientos entre el Cantábrico y el Duero. Excavando cuando puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí