Excavación de una vivienda circular. Campa Torres

La reciente aprobación del plan director de la cultura castreña, un hito en la protección de la historia de Asturias, empieza a tener sus primeras repercusiones. Precisamente en la prensa de hoy leemos que una de las cosas que pone de manifiesto este documento es la desaparición de materiales extraídos de al menos seis castros de Asturias y que no han sido entregados al Museo Arqueológico de Asturias, como establece la ley.

¿Dónde están los materiales desaparecidos de estos seis castros de Asturias?
Muralla de Llagú antes de ser vandalizada. Foto LNE

En este sentido la normativa aprobada en 2001 es clara. Los materiales deben ser entregados por los directores de las excavaciones al museo en un plazo máximo de un año. Ese periodo se les concede para que puedan realizar las tareas necesarias para su correcta catalogación y estudio. Además cada intervención ha de estar acompañada de una memoria que detalle las tareas realizadas en la intervención.

Sin embargo el tratamiento de los materiales arqueológicos recuperados de los castros no siempre ha sido tratado como debe. Según el texto del Plan director de la Cultura Castreña citado en la prensa, se ha constatado la desaparición de materiales provenientes de los castros de Llagú, San Chuis, Castillo de San Martín, Mohías, San Isidro y Pico da mina.

¿Dónde están los materiales desaparecidos de estos seis castros de Asturias?
Castro de San Chuis. Google Earth

Concretamente en el castro de Llagú, los que tenéis cierta edad, os acordaréis que se comentó la posibilidad de que se reconstruyeran partes del castro en otro emplazamiento que permitieran su preservación y cumplieran una función didáctica. Nunca se llegó a hacer, y ahora sabemos por qué. Tanto algunas cabañas castreñas desmontadas como una parte de la muralla que también se desmontó, están desaparecidas.

Otro caso es el del Castillo de San Martín, en Soto del Barco, excavado en los años 90 del siglo pasado y del que faltan materiales y memoria de excavaciones. Pero como veis el  problema alcanza a castros muy conocidos y representativos de la cultura castreña en Asturias, como el de San Chuis o Mohías.

En definitiva, con la prudencia necesaria que hay que tener respecto a este tipo de noticias, me quedo con la esperanza de que las actuaciones previstas en el plan director que se aprobó hace unos días, pongan un poco de orden en cuanto al tratamiento y conservación de nuestro patrimonio. Algo que en definitiva consiste en mostrar respeto por nuestro pasado.

Artículo anteriorEl puñal de Quirós. ¿Un fragmento de una espada de la Edad del Bronce?
Artículo siguienteEl castiellu de Podes
Fon S.P.
Apasionado por la arqueología e historia del pueblo astur. Pateando museos y yacimientos entre el Cantábrico y el Duero. Excavando cuando puedo. Divulgando desde hace más de 20 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí