Tabla de los zoelas. Una fuente epigráfica de la existencia de estas tribus. Fuente CCommons

Plinio nos habló de algunos de los pueblos más relevantes de entre los 22 que se supone que componían el mundo astur. Uno de ellos, y quizá del que tenemos mayor información es el de los Zoelas, que se ubicarían en un territorio entre  Zamora y el noreste de Portugal, en Tierras de Miranda, Tras-os-Montes y Bragança. Marcarían el límite suroeste del conventus asturum con los galaicos y los vetones.

Antes de nada es necesario tener en cuenta que la adscripción de una gens a un territorio es siempre una cuestión muy problemática. A lo largo de la historiografía de la Edad del Hierro se ha tratado con profusión este asunto, y generalmente hay posturas enfrentadas. Los Zoelas no escapan a este debate.

Para que os hagáis una idea, a principios del siglo pasado autores como Sánchez Albornoz, los ubicaban entre los ríos Eo y Navia en el que hoy estaría casi toda la comunidad científica de acuerdo en que habitaban, egobarros, cibarcos y albiones, todos ellos Galaicos.

Hoy en día está comúnmente aceptado que los Zoelas habitaron entre Bragança en Portugal por el oeste y el valle de Aliste en Zamora por el Este. Esta información nos proporciona un límite suroccidental del Conventus Asturum. Todo apunta a que tendrían su capital en territorio luso, en el castro de Avelas. Vamos a conocerlos mejor.

Fuentes

Tenemos varios tipos de fuentes que nos hablan de esta gens, lo que no suele ser habitual para los pueblos del noroeste en general, salvo raras excepciones. Como digo, los Zoelas son una de ellas.

Históricas

La primera fuente histórica que tenemos es Plinio el Viejo, quien afirma que los Zoelas están entre los 22 pueblos de los Astures, además dice que el lino que cultivan es de una calidad reconocida y apreciada en la Roma imperial.

«De la misma Hispania y desde hace poco tiempo, ha venido a Italia el lino de los Zoelas, utilísimo para las redes de caza; la civitas [ciudad] Zoela es una de la Gallaecia y está próxima al Océano.» (Historia Natural)

Un pueblo con abundante epigrafía

Probablemente si os suena los Zoelas es por la tabla de Astorga, también conocida como pacto de los Zoelas que se encuentra en el Staatliche Museen de Berlín. Se trata de una placa de bronce de 32×24 cm coronada por un frontón triangular donde se renueva un pacto de hospitalidad entre gentilitates de esta gens.

«Bajo el consulado de M. Licinio Craso y de L. Calpurnio Pisón, cuatro días antes de las kalendas de mayo, la gentilidad de los Desoncos de la gente de los Zoelas y la gentilidad de los Tridiavos de la misma gente de los Zoelas renovaron el antiguo pacto de hospitalidad y todos ellos recibieron a los otros en la fidelidad y clientela suya y de sus hijos y de sus descendientes. Actuaron: Arausa, hijo de Blacaeno, y Turanio, hijo de Clouto; Docio, hijo de Elaeso; Magilón, hijo de Clouto; Bodecio, hijo de Burralo; Elaeso, hijo de Clutamo por medio de Abieno, hijo de Pentilo, magistrado de los Zoelas. Tuvo lugar en [la ciudad de] Curunda»

Tribus astures: Los Zoelas
Esquema del pacto de los Zoelas. Wiki Commons

Otra fuente epigráfica importante es la de las inscripciones dedicadas al dios Aenus. Esto sirvió para ubicar en el espacio a los Zoelas, ya que se sabe que tenían un dios con ese nombre que no aparece en la epigrafía de sus vecinos, por lo que se considera específico de esta tribu y por lo tanto marca el territorio donde se asentaron, sería uno de los dioses astures mejor documentados, quizá con funciones de dios tutelar de los Zoelas.

Pasa en Bragança y en Castro Avelas, en Portugal donde se encuentran lápidas dedicadas a esta deidad, y que confirma la ocupación de ese territorio por la tribu astur. De hecho en una de las inscripciones añade que ha sido ofrecida por el ordo Zoelarum así que ya no deja lugar a dudas.

Las fuentes arqueológicas

Se han identificado al menos 150 asentamientos en territorio portugués y el resto en territorio del oeste de Zamora, unos 54 hasta el valle de Aliste. De todos ellos apenas se han excavado una docena, muchos de ellos en territorio zamorano.

Para conocer los castros Zoelas de la provincia de Zamora es imprescindible el trabajo de Zamora Protohistórica, cuya web os recomiendo encarecidamente. Su proyecto Castro Zoelarum está permitiendo sacar de la penumbra la abundante riqueza arqueológica de la zona.

Algunos de los yacimientos arqueológicos que están aportando más información al conocimiento de esta tribu son los de La Encarnación o el Castrico.

Tribus astures: Los Zoelas
Castro de la Encarnación. Foto. La opinión de Zamora

En Portugal destacaría el castro de Avelas, como os digo considerado capital de esta gens.

Territorio Zoela

Siguiendo a Sande Lemos, podemos determinar que su presencia en el entorno de Castros de Avelas en Portugal está bastante claro por lo referido a la epigrafía votiva. Los límites por el oeste estarían en un principio en el Valle del río Sabor, aunque hay autores, como el propio Lemos que consideran que el límite estaría entre la Sierra de La Segundera y el propio valle del Duero, también en base a la epigrafía sobre Aenus/aernus. Por el este se ubicarían en el Valle de Aliste ya en España. Ocuparían al norte las sierras de Sanabria y la Culebra. Su límite sur es el Duero, que es también el límite del Conventus Asturum. Más abajo estarían los vetones, y por el oeste los bracarenses (galaicos).

Su capital parece que es la Curunda del pacto de los Zoelas, donde se ubicaba el ordo Zoelarum. Existe debate sobre si estaba en Castro de Avelas, apoyándose en la abundante epigrafía de la zona, o los que consideran que podría estar en Rabanal, en Zamora. Parece más probable la primera opción precisamente porque apunta a que en esa zona se concentra el culto al dios Aenus, lo que indicaría un lugar destacado de culto (templo) en una ciudad significativa de la etnia.

La Civitas Zoelarum es la consecuencia de la reorganización territorial una vez consolidada la conquista de este territorio. Su aparición en la historia viene a demostrar que tenían una personalidad diferenciada entre las tribus circundantes, y que su inclusión en territorio astur puede que sea simplemente por las notables diferencias con los lusitanos y galaicos con los que limitan al oeste, así como algunos rasgos que les hacen más afines con el mundo astur que con el veton, por poner un ejemplo.

Modo de vida

Autores como Esparza Arroyo consideran que la primera Edad del Hierro en este territorio responde a formas de ocupación de la cultura de Soto de Medinilla, con dataciones entre los siglos VI y V a.C.

Los sistemas de fosos y campos de piedras hincadas, responderían a este tipo de asentamientos, así como las viviendas de planta redonda.

La investigación en algunos de sus asentamientos, como el Cerco de Sejas de Aliste señala que su economía se basaría en la ocupación de territorios aptos para el cultivo del lino, y una agricultura de subsistencia. También el aprovechamiento de recursos cinegéticos y ganaderos. Nada, salvo el mencionado lino, que ofrezca grandes diferencias con los pueblos de su entorno. Sin embargo la pervivencia de este cultivo se perpetúa hasta tiempos históricos siendo todavía a principios del siglo XX importante en el territorio.

Los Zoelas también tienen esculturas de toros y verracos

Una cosa que sorprende al estudiar a los zoelas es que también cuentan con representaciones de toros y verracos.  Estas representaciones aparecen en la región de Tras-os-montes oriental y en Zamora, y desaparecen en la zona galaico portuguesa en el oeste, más allá del río Tua.

Tribus astures: Los Zoelas

Este tipo de escultura (Como este de San Vitero, en Zamora), se considera plenamente vetona, puede significar una continuidad en territorio Zoela de la misma tradición, es decir, a los dos lados del cauce del Duero. Aún así, estas representaciones mantienen un carácter morfológico propio que los diferencia de los de la Meseta. Esta misma distribución la tienen las estelas decoradas de la región, donde también aparecen representados estos animales.

Fijaros que tiene paralelismos con la conocida Porca da Vila de Bragança.

Tribus astures: Los Zoelas
Porca da Vila. Bragança. Foto Iberia Mágica

En resumen, nos encontramos en el límite sur del Conventus Asturum, con un pueblo que constituye un grupo étnico claramente definido a la llegada de Roma al territorio y que se adapta a la nueva situación administrativa tras la conquista como el resto de tribus astures. Su organización mantiene esa personalidad y su reflejo, además de en las fuentes históricas lo tenemos en la epigrafía, muy abundante para este pueblo, en época histórica.

Bibliografía

Esparza Arroyo, Angel (1987) – Los castras del Edad el Hierro del Noroeste de
Zamora, Diputación de Zamora, Zamora.

Lemos, F. S. (1995). Zoelas e Civitas Zoelarum: uma unidade étnica no quadro da Romanização do Noroeste. In 1. º Congresso de Arqueologia Peninsular:(Porto, 12-18 de Outubro de 1993). Actas (pp. 295-306). Sociedade Portuguesa de Antropologia e Etnologia.

Pedreño, J. C. O. (2002). El dios» Aernus y los Zoelas». Iberia. Revista de la Antigüedad5, 65-77.

Rodríguez-Monterrubio, Ó., & Blanco, J. C. S. (2018). Castros de la Edad del Hierro Zamora. Atas do Congreso Internacional de cultura castreja, identidade e transiçoes. Vol I, (Porto, 2018).

Abascal Palazón, J. M. (2020). Algunas novedades epigráficas en el oeste de la provincia de Zamora (Hispania citerior).

 

Artículo anteriorUn avance de las excavaciones de la villa astur-romana de La Estaca, en Las Regueras, Asturies
Artículo siguienteActividad astronómica y conferencia en Castro Ventosa, en El Bierzo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here