Uno de los brazaletes de la joven de Fontenegroso. Siglos VII al VI a.C. Museo Arqueológico de Asturias
Uno de los brazaletes de la joven de Fontenegroso. Siglos VII al VI a.C. Museo Arqueológico de Asturias
Actualizado: 15 marzo, 2024

Tenía entre 17 y 18 años, medía 1,60 y aparentemente un buen estado de salud. Su constitución física era fuerte. Quizá padeció algunas molestias en el hombro a causa de cargar peso. Sus piernas presentaban indicios de una buena musculatura, como la de alguien acostumbrado a caminar por un entorno de montaña similar a las laderas del Cuera. Quizá era pastora y frecuentaba los pastos en torno a la sima donde fue depositado su cadáver en un momento entre el 2500 y el 2700 a.C.

Croquis del enterramiento de Fontenegroso. Bueno et alii.
Croquis del enterramiento de Fontenegroso. Bueno et alii.

El descubrimiento y primeros estudios.

El cuerpo se encontró en una sima en Peñamellera alta el 11 de agosto de 2001 por el grupo de espeleólogos GIS de Alcalá de Henares. Tras su notificación a la comandancia de la Guardia Civil, el juez ordenó el levantamiento del cadáver, lo que provocó la imposibilidad de estudiar el contexto arqueológico como se había mantenido durante los últimos 2700 años. Aún así tras comprobar la antigüedad de los restos se desplazó allí a un equipo de arqueólogos de la Universidad de Alcalá especializado en Prehistoria1.

Se reconstruyó todo lo posible el estado original del lugar gracias a las fotografías tomadas en el momento del descubrimiento y las tomadas por la Guardia Civil.

Vitrina de la joven de Fontenegroso. Museo Arqueológico de Asturias
Vitrina de la joven de Fontenegroso. Museo Arqueológico de Asturias

El cuerpo estaba en el fondo de la cueva, en una pequeña sala oval de 1m por 1,5m2. La antigüedad del depósito se evidenciaba por la cubierta de sedimentos y costras calcáreas. Pero no fue enterrada, sino que su cuerpo se depositó en ese pequeño espacio, quizá delimitando el lugar con una línea de bloques de piedra en paralelo a la pared. Algo común en los cuerpos depositados en cueva de este periodo. La dejaron boca arriba, con los brazos flexionados y una mano sobre el hombro izquierdo. Las piernas también estaban flexionadas hacia la izquierda, como veis en la imagen. Algunas partes de su cuerpo todavía presentaban conexión anatómica.

Te puede interesar   Paganismo entre los astures de la Tardoantigüedad y el Reino Astur

Se pudo hacer análisis de paleodieta de la chica. Se evidenció el consumo de productos agrícolas tiernos, cereales y fruta. También comía carne y pescado, pero no se determinó si era marino o fluvial. No se observa el aprovechamiento de mariscos y moluscos de la costa cercana. Por eso se especuló con que su poblado estuviera en el interior y no en la costa. Aún no se ha localizado, por cierto.

Un ajuar sencillo

Los únicos objetos que portaba eran dos sencillos brazaletes de bronce. Uno en cada mano. Su factura es común a objetos del mismo tipo encontrados en Asturias y otras partes del Atlántico europeo en este periodo. Simples brazaletes sin terminaciones destacadas más que por un adelgazamiento de la pieza. Creadas a partir de una estrecha barra de bronce, de sección cuadrangular en la terminación de una de ellas. Sin decoración. El cierre se haría ajustándolas a la muñeca sin más.

Brazaletes de la chica de Fuentenegroso

Excepcionalidad del descubrimiento

Lo es por muchos motivos. El primero, que es de los pocos indicios funerarios que tenemos sobre el mundo funerario en el Cantábrico occidental, de un periodo clave, el de la transición del Bronce al Hierro, en el que se erigen los primeros castros del territorio.

Su buen estado de conservación permitió conocer algunos detalles cotidianos de su vida, como hemos visto. Todo lo visto en este lugar pone en evidencia una continuidad con el periodo del Bronce Final. El lugar y el modo elegidos para depositar su cuerpo siguen una tradición ya utilizada siglos antes.

Los posteriores descubrimientos como el de La Cerrosa-Lagaña parecen incidir en la persistencia de estas prácticas como apuntan los más recientes descubrimientos en la Sima. Aún así no es posible que esta sea la única forma de expresión funeraria de este periodo. Quizá habría que profundizar más en la pervivencia de modelos anteriores como la fase final del megalitismo, cuando a todas luces este periodo no es más que el epílogo del anterior.

Te puede interesar   Rituales y fauna de la Edad del Hierro en la sima de la Cerrosa-Lagaña, Asturias

Notas al pie y bibliografía

  1. Barroso, R., Ramírez, P. B., Mayor, J. C., & de Balbín Behrmann, R. (2007). Fuentenegroso (Asturias), un enterramiento del Bronce Final-Hierro en el marco de las comunidades atlánticas peninsulares. Pyrenae, 7-32. ↩︎
  2. Barroso, R., Camino, J., Bueno, P., & Balbín, R. D. (2007). El enterramiento de Fuentenegroso, Peñamellera Alta, Asturias. En Excavaciones Arqueológicas de Asturias. ↩︎

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí