Excavación arqueológica de LLABOR en L.linares, Belmonte. Foto Universidad de Oviedo
Excavación arqueológica de LLABOR en L.linares, Belmonte. Foto Universidad de Oviedo

La Universidad de Oviedo publicaba ayer la noticia de que uno de los proyectos de investigación arqueológica que tiene en marcha, el de Belmonte de Miranda, desarrollado por el grupo LLABOR formará parte del proyecto europeo Cultur-Monts. En la excavación que veis en la imagen superior se documentó una ocupación de la Edad del Bronce bajo una necrópolis medieval asociada a la capilla.

NDP. Universidad de Oviedo. Los sectores de montaña del sudoeste de Europa viven una situación crítica de despoblación y envejecimiento que hace imprescindible revitalizar su estructura social y productiva. El proyecto de investigación Cultur-Monts, cofinanciado con los fondos Interreg Sudoe de la Unión Europea, afronta el desafío de revertir esta situación a través del desarrollo de las potencialidades internas de cinco casos piloto, uno de ellos en Asturias, concretamente en el territorio del Camín Real de la Mesa, en el concejo de Belmonte de Miranda. El grupo de investigación de la Universidad de Oviedo LLABOR, que participa en este proyecto europeo, suma una docena de años trabajando en este municipio para revitalizar el patrimonio asociado a los paisajes culturales como herramienta de innovación social que ofrezca nuevas oportunidades de desarrollo en las comunidades de montaña, mejorando su calidad de vida, la cohesión territorial y el desarrollo de nuevos recursos económicos. El proyecto Cultur-Monts tiene como objetivo final mitigar los importantes desequilibrios territoriales, sociales y económicos existentes en la actualidad.

Sector de la excavación de L.linares, Belmonte, en primer plano muro semicircular con evidencias de una zona de combustión en su interior.
Sector de la excavación de L.linares, Belmonte, en primer plano muro semicircular con evidencias de una zona de combustión en su interior.

En las últimas décadas, la investigación arqueológica desarrollada en regiones montañosas del sudoeste de Europa ha evidenciado que estas no son solo espacios naturales y de biodiversidad, sino que contienen un importante legado cultural resultado de la intensa actividad humana que ha modelado estos paisajes culturales a lo largo del tiempo. Sin embargo, este bagaje cultural característico de las zonas de montaña es poco conocido y ha sido minusvalorado como herramienta para la dinamización, la innovación y la transformación sostenible de estos territorios.

Te puede interesar   Lucus Asturum declarado Bien de Interés Cultural

Con el desarrollo del proyecto, se pondrán en valor los paisajes culturales de montaña y su patrimonio para ofrecer nuevas oportunidades de desarrollo a las comunidades locales. Este logro contribuirá a mejorar la calidad de vida de sus habitantes, reforzará la cohesión territorial y diversificará los servicios y opciones de empleo en el territorio, fomentando la autoestima de la población local e incrementando las capacidades de los organismos públicos para atraer visitantes, integrar nueva población y fijar a los jóvenes a sus territorios.

La creación de una red internacional cooperativa vinculada a los paisajes culturales de montaña supone un hito para el desarrollo de estrategias conjuntas entre España, Portugal y Francia de puesta en valor y aprovechamiento del patrimonio cultural como recurso de desarrollo territorial sostenible.

Excavación arqueológica de LLABOR en L.linares, Belmonte. Foto Universidad de Oviedo
Excavación arqueológica de LLABOR en L.linares, Belmonte. Foto Universidad de Oviedo

En España, se trabajará en dos áreas: la primera zona de actuación se implementará en la Cordillera Cantábrica, con dos casos piloto: uno en las montañas del centro occidente de Asturias, en Belmonte de Miranda, desarrollado por la Universidad de Oviedo y el Ayuntamiento de Belmonte de Miranda; y otro en la comarca de Babia (Castilla y León), a cargo del INCIPIT-CSIC y la Reserva Biosfera de Babia. El grupo LLABOR aportará los resultados de la investigación básica desarrollada a lo largo de los últimos doce años en el marco de cuatro proyectos de investigación del plan Nacional de I+D+i, que han tenido como objetivo preferente de investigación el territorio del Camín Real de la Mesa. La segunda área se sitúa en los Pirineos, en la comarca del Ripollès y en la Cerdanya, desarrollada por el ICAC y el Ayuntamiento de Ripoll.

En Francia, el territorio de actuación se sitúa en el Macizo Central, en la región de Auvernia. Se trabajará a partir de tres zonas piloto: el Massif du Sancy, en los sectores de Mont-Dore y el lago Chambon; el PNR de Livradois-Forez y la zona meridional del Massif Central, en la Lozère, en el territorio de Causses et Cèvennes. Estos casos piloto estarán desarrollados por el Institut d’Auvergne-Rhône-Alpes du Développement des Territoires y la Université Clermont Auvergne Maison des Sciences de l’Homme.

Te puede interesar   Esto es lo que se va a hacer en el castro de Coaña en 2024

Finalmente, en Portugal, las actuaciones se sitúan en el extremo norte entre el Alto Miño y Trás-os-Montes, en la Sierra de Peneda-Gerês, área declarada Parque Nacional. La valorización de los paisajes culturales se centrará en los municipios de Arcos de Valdevez y Terras de Bouro y el proyecto estará a cargo de la Universidade do Minho y la Associação de desenvolvimento das regiões do parque nacional da Peneda-Gerês.

La arqueología como motor de revitalización de la montaña asturiana y leonesa

El proyecto Cultur-Monts, cofinanciado con fondos Interreg Sudoe de la Unión Europea, tiene como objetivo mitigar los importantes desequilibrios territoriales, sociales y económicos existentes en la actualidad en estas áreas geográficas.

El grupo de investigación LLABOR de la institución académica aportará a esta iniciativa los resultados de sus trabajos a lo largo de los últimos doce años en el Camín Real de la Mesa, con especial atención al concejo de Belmonte de Miranda

Las áreas objeto de este estudio europeo serán, en España, la Cordillera Cantábrica y los Pirineos; en Francia, el Macizo Central, y en Portugal, la Sierra de Peneda-Gerês

La creación de una red internacional cooperativa vinculada a los paisajes de montaña supone un hito para el desarrollo de estrategias conjuntas entre España, Portugal y Francia de aprovechamiento del patrimonio cultural como recurso de desarrollo territorial sostenible

Información de interés

Yacimiento de Llinares: https://astures.es/el-grupo-de-investigacion-llabor-de-la-universidad-de-oviedo-estudia-un-asentamiento-de-la-edad-del-bronce-en-l-linares/

Proyecto CSIC en Babia: https://astures.es/el-csic-busca-el-pastoreo-de-hace-miles-de-anos-en-la-montana-leonesa/

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí