Enterramiento de Treslailesia. Bañugues. Foto El Comercio

Uno de los objetivos de Astures.es ha sido poner el foco de atención sobre nuestros yacimientos arqueológicos de época astur y romana. Estos yacimientos se encuentran en peligro por varios frentes. Un peligro importante son los expolios, otro la degradación provocada por el medio ambiente, y a veces, por desgracia, la mala praxis de quienes deberían proteger y estudiar estos yacimientos. En algunas ocasiones, demasiadas, se unen todos los factores en el mismo sitio. Este es el caso de Treslailesia, en Bañugues.

Un yacimiento de época romana al lado del Cantábrico

Hace pocos días, con motivo de la publicación de un artículo sobre el Castiellu de Podes, llegué a la información sobre este otro yacimiento en peligro por la erosión marina. Se trata del complejo de Treslailesia, (o Traslaiglesia) en Bañugues que fue noticia sobre todo por las excavaciones realizadas entre 2014 y 2015

El lugar es conocido desde los tiempos de José Manuel González por albergar restos de una villa romana costera, y de algunos restos de una necrópolis medieval. Es una pequeña franja a sólo 3 metros por encima del nivel del mar, que como os podéis imaginar, está muy afectada por la acción marina, que en las últimas décadas ha aumentado de intensidad. Se lleva estudiando desde 2006 y creo que la última intervención fue la de estos dos años.

Denuncian la desaparición de restos arqueológicos en el yacimiento de Treslailesia,en Bañugues. Asturias.
Excavaciones en Treslailesia, 2015. Foto LNE

Precisamente con el objetivo de proteger estos restos de la erosión marina se proyectó una escollera que evitara que las mareas y el envite de las olas  se llevara por delante los restos. En aquellas obras se detectaron un conjunto de tumbas que fueron estudiadas y documentadas dentro de un proyecto arqueológico que recibió el nombre de Arqueo Bañugues.1 Abajo tenéis bibliografía relacionada con este asentamiento.2

Denuncian la desaparición de restos arqueológicos en el yacimiento de Treslailesia,en Bañugues. Asturias.
Muro detectado en el sondeo de 2015. Foto Arqueobañugues

En el lugar se documentó un muro datado entre el 80 y el 240 d.C. lo que retrotrae el poblamiento a una época mucho más antigua de lo que se pensaba en un primer momento. El estudio de los restos óseos extraídos se encargó al departamento de Antropología de la Universidad de Oviedo. En nota de prensa la Consejería de Cultura decía en 2016 que:

Junto con estos materiales, en los trabajos de laboratorio posteriores a las labores arqueológicas de campo se está inventariando un lote de cerámicas de cronología romana y tardoantigua que «aportarán mucha más información», según los expertos que los estudian, documentan y datan, y que pertenecen al equipo de arqueólogos del proyecto Arqueobañugues y al laboratorio de Antropología Física de la Universidad de Oviedo.

La intervención sirvió además para poner el foco de atención sobre este lugar, ya que la acción marina estaba poniendo en serio peligro su supervivencia, y en realidad es cuestión de tiempo que acabe desapareciendo, por lo que es necesario excavarlos y documentar todo lo que se pueda antes de que se pierda. A esto se une que al ser un lugar expuesto era bastante fácil el expolio de restos que quedaban visibles en el corte del terreno.

Los restos arqueológicos nunca fueron entregados al Museo

Hace poco se puso en contacto conmigo una asociación cultural de Bañugues en relación a las noticias en la prensa sobre materiales desaparecidos en castros asturianos.

A mi me parece que las asociaciones culturales y vecinales tienen un mérito increíble, ya que con muy pocos recursos defienden con uñas y dientes el patrimonio, que vale que es de todos, pero lógicamente ellas sienten como propio. Y si no es por la gente que está al pie del terreno, muchas veces no nos enteraríamos de lo que pasa.

Denuncian la desaparición de restos arqueológicos en el yacimiento de Treslailesia,en Bañugues. Asturias.
Intervención en 2015. Foto El Comercio

Al menos esa sensación me quedó tras cotejar la información relativa a este caso, en la que la asociación me contaba las vicisitudes que han tenido desde 2015 hasta 2021 para que se produzca la entrega de los restos extraídos de los sondeos realizados en ese periodo.

Y es que hace poco hablábamos de lo necesario que es que algo tan básico como cumplir la ley de Patrimonio sea el procedimiento habitual. Esta ley obliga a los directores de las excavaciones a entregar en el plazo de un año los restos y la memoria de las excavaciones realizadas.

En este caso me consta que la memoria fue entregada pero los restos no. Y no lo dicen los vecinos, sino el propio Museo Arqueológico de Asturias que manifiesta que no ha recibido ningún material proveniente de las excavaciones que se reclamaban al menos hasta mediados de 2021. Entonces ¿dónde están los restos?

No hace falta imaginarse las causas por las que un grupo de vecinos tiene que liarse la manta a la cabeza y tener que tramitar petición tras petición para que se les escuche por parte de la administración pública. Y parece que hasta que no hubo un cambio en la Consejería de Cultura sus peticiones cayeron en saco roto.

A todo esto, he intentado obtener la versión del director de las excavaciones, cuyos datos de contacto son públicos a través de la asociación APIAA, sin obtener respuesta. Simplemente le preguntaba por su versión al respecto, me gusta conocer todas las caras de la noticia. Puedo entender que a veces son cuestiones de trámites que están en marcha, y doy por hecho la buena voluntad de las partes. Pero por otro lado entiendo el cabreo de quien lleva esperando que se entreguen los restos arqueológicos desde 2016 y ve en 2021 que nadie ha entregado nada.

La administración es buena o mala según quien ocupe el asiento

Esa es otra de las sensaciones (amargas) que tengo tras conocer más a fondo este caso. Parece que hasta 2021 la Consejería le estuviera dando largas a los vecinos respecto al yacimiento. Defectos de forma, remiten información de otro periodo pero no del que solicitan, se habla de proteger el derecho intelectual del director de la excavación si se entrega la memoria a los vecinos…

Al recurrir al Consejo de transparencia parece que el tema se agiliza, lo pongo aquí por si otras asociaciones se ven en la misma tesitura, hay maneras de que os hagan caso, no desesperéis.

En 2020-2021 todo cambia. En descargo de la actual Consejería de Cultura he de decir que en la resolución se le da la razón por fin a los vecinos y se insta al director de las excavaciones a que entregue los restos «lo antes posible».

Los vecinos solo quieren que los restos se entreguen al Museo Arqueológico

Estamos en Abril de 2022, y al menos los vecinos no tienen constancia de la entrega de dichos restos, por eso se pusieron en contacto conmigo, ya que la web se está convirtiendo, por desgracia, en un altavoz de la mala praxis de un sector de la arqueología asturiana.

Conozco un poco la actividad arqueológica profesional y sé que a veces los plazos no van acordes a las expectativas generadas al inicio de las campañas. Me sorprende mucho la situación de Treslailesia, ya que durante los dos años siguientes a las excavaciones se realizaron tareas de divulgación y se llamó la atención sobre el yacimiento, sin embargo el hecho de no entregar los materiales acaba afeando la situación.

Si no hubieramos conocido la noticia de que la falta de entrega de restos arqueológicos fue una práctica más habitual de lo que podría parecer desde hace décadas, quizá hubiera pensado que se trataba de un caso aislado, pero no es así. Es necesario que pongamos encima de la mesa este problema para que las autoridades competentes, Consejería de Cultura principalmente, exijan que el patrimonio de todos sea protegido y entregado a su custodio, que es el Museo arqueológico de Asturias.

En cuanto al yacimiento es importante destacar que está protegido. La escollera se llevó a cabo y los restos pueden esperar a una intervención en el futuro que los rescate definitivamente, ya que la acción marina es inevitable a largo plazo. Los vecinos hicieron lo más difícil, ahora queda que los arqueólogos hagan lo más fácil.

Os seguiré informando.

Notas al pie y bibliografía

  1. Alonso Rodríguez, N. (2019) La erosión del mar sobre el patrimonio arqueológico costero: una diagnosis de alteraciones en los yacimientos arqueológicos de Bañugues. Atempo nº2, pp214-233
  2. Alonso Rodríguez, N. (2009). Nuevas aportaciones sobre un poblamiento con restos romanos y ocupación medieval en Asturias: el valle de Eres y su porto de Bañugues (Gozón).
Artículo anteriorVisitas guiadas especiales en el MOA (Museo del Oro de Asturias)
Artículo siguienteNueva campaña de excavaciones en Lucus Asturum en 2022
Fon S.P.
Apasionado por la arqueología e historia del pueblo astur. Pateando museos y yacimientos entre el Cantábrico y el Duero. Excavando cuando puedo. Divulgando desde hace más de 20 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí