Locronan. Breizh
Locronan. Breizh
Actualizado: 13 febrero, 2024

Que no lo digo yo, sino una especie de concurso anual que hacen en nuestro país vecino para seleccionar los pueblos más bonitos y con más carácter de toda su geografía. Muchos de ellos son bretones. Creo que en su momento, el primero o de los primeros en recibir esa distinción fue Josselin, (de la que os escribiré más adelante, porque también estuve), pero para mi Locronan tiene un aire especial, algo que lo convierte en un sitio diferente, luego descubrí la historia de este sitio y empecé a entender muchas cosas.

Como ya os comenté en la entrada anterior, llegamos de noche bastante cansados, y nos encontramos un Fest Noz, aunque a las 11 de la noche no se oía nada ya, excepto las bellotas que caían de los robles bajo los que habíamos aparcado la furgo para dormir.

Hay muchos robles justo a la salida del pueblo. No es casualidad que en Locronan hubiera un nemeton galo en la Antigüedad, uno de esos lugares sagrados donde los druidas celebraban sus rituales. El lugar fue santificado por San Ronan, en el siglo XI, y hoy hay una iglesia muy bonita situada en el centro del pueblo, que no podeis dejar de visitar.

El lugar está conservado con un aire medieval muy bonito (y muy turístico lógicamente), que hay que visitar andando. Dejas el coche a la entrada del pueblo y paseas por las calles, que es la manera de conocer los lugares a donde viajas. Aquí cada paso que das descubres un rincón que te transporta en el tiempo.

Puerta lateral de la iglesia de San Ronan. Locronan
Puerta lateral de la iglesia de San Ronan. Locronan

Cada seis años hacen una Troménie (si queréis saber más sobre qué es una Tromenie, pasad al final del artículo), que es una especie de procesión en el mes de Julio recorriendo los lugares de meditación del San Ronan. Cuando nosotros fuimos ya había pasado, pero habían dejado unos paneles donde explicaban en qué consistía y que veis en alguna foto. Se hace cada seis años, así que la próxima será en 2025. Mala suerte para nosotros, o una disculpa para volver.

Foto antigua de una Troménie en Locronan. Bretaña. Foto Jean Maurice Colombel. Fijaros en los trajes de las mujeres bretonas con su característica Coiffe (cofia) bretona
Foto antigua de una Troménie en Locronan. Bretaña. Foto Jean Maurice Colombel. Fijaros en los trajes de las mujeres bretonas con su característica Coiffe (cofia) bretona

En esta región es famosa la artesanía de cuchillos y navajas. Sus precios son desorbitados para un español proletario. Son distintos a los que vimos en Paimpol, pero tienen una calidad excepcional, pero bueno, nada que ver con nuestras navajas de Taramundi 😀

Cuchillería de Locronan.
Cuchillería de Locronan.

En fin, os recmiendo madrugar, como siempre, porque los pueblos con la luz de la mañana son puro espectáculo. No os digo nada de la panadería que hay justo enfrente de la plaza de la iglesia de San Ronan, donde el pan recien hecho o los croissants calientes pueden llevaros no a otra época sino a otra dimensión.

Te puede interesar   Candelaria y las fiestas de comienzos de febrero. El Imbolc hispano

En fín nos pusimos en marcha con la idea de comer en Pointe du Raz, pero antes teníamos que pasar por Douarnenez y echarle un vistazo al lugar donde está sumergida la ciudad de Ys.

Qué significa la palabra Troménie

El recorrido que siguen los fieles circunscribe un espacio sagrado. La tradición monástica recoge que cuando se fundaba un monasterio se hacía una especie de procesión que marcaba el perímetro del territorio que iba a estar sujeto al control directo del mismo. La palabra bretona que deriva del latín monástico es minihi, que ha dado lugar a Tro minihi  y en francés actual Troménie. Algo así como recorrido por un espacio sagrado. Ese espacio correspondía a un monasterio del siglo XII que existía en el lugar.

Cuándo tiene lugar

La procesión, una especie de pardon bretón, de los que hay centenares por todo el país, se celebra entre el 2º y el tercer domingo de Julio (Grand Troménie) pero todos los años hay otras más pequeñas que se celebran el 2º domingo de Julio. Nosotros no llegamos a verla ya que la última grande fue en 2019 y fuimos en Agosto. Así que hay que esperar a Julio de 2025 para que vuelta a tener lugar.

Mapa del recorrido de la Tromenia de Locronan que data de 1923 (por el abad Ronan GraGuéngduen)
Mapa del recorrido de la Tromenia de Locronan que data de 1923 (por el abad Ronan GraGuéngduen)

Existe una Troménie anual tiene una longitud de 4 o 5 km y se supone que es la gira que Ronan realiza cada mañana, descalzo y con el estómago vacío.

En qué consiste la Grand Troménie

Comienza con una procesión solemne de 12 km el segundo domingo de julio y termina el tercer domingo de la misma manera. El recorrido pasa por 12 “estaciones” correspondientes a 12 respectivos santos bretones en capillas de piedra, así como otras 42 cabañas hechas de ramas y hojas donde se colocan imágenes de los santos. os días anteriores, donde debe pasar la procesión, se corta el trigo, se corta el maíz, se despejan los caminos  de zarzas, se ponen puentes improvisados ​​sobre los arroyos … Todo se hace para permitir que la multitud de peregrinos transite por el camino sagrado.

Te puede interesar   Ruta de los molinos del ríu Profundu, Villaviciosa. Un paseo por la mitología asturiana

La realización de la procesión facilita al penitente el acceso al cielo ya que, como digo, es un perdón, es decir, que limpia de pecados a los fieles que hacen el recorrido.

Entre ambos domingos, todos pueden peregrinar individualmente, ya que las “estaciones” se mantienen dispuestas durante toda la semana con asistentes para acoger a los peregrinos que se deciden a hacerlo por su cuenta. Existe la creencia de que los penitentes individuales no “sufren” lo mismo que los portadores de los grandes estandartes como los que veis en las fotos, caminando entre la multitud de gente.

Si haces un Grand Troménie, se te abre la puerta del Paraíso, pero si lo haces por tu cuenta tienes que hacerlo tres veces para obtener el mismo “salvoconducto”. Como en otras procesiones de cierto sabor pagano, existe un dicho:

“an hini na ra ket an Droveni e bev, e rayo marv ahed e arched bemdeiz”

El que no haya ido a un Tromenie en vida, tendrá que ir una vez muerto, y sólo avanzará la longitud de un ataud cada año. Me recuerda a la procesión de Teixido, que si no quieres ir de muerto, mejor vete de vivo.

Las estaciones

Primera estación: San Eutrope
Segunda estación: El Padre Eterno (estatua del Ecce homo)
Tercera estación: Saint Germain d’Auxerre
Cuarta estación: Saint Anne la Palud
Quinta estación: Notre-Dame-de-Bonne-Nouvelle (una capilla le está dedicada en Locronan)
Sexta estación: saint Milliau
Séptima Estación: San Juan Evangelista
Octava estación: Saint Guénolé
Novena estación: saint Ouen
Décima estación: Plas ar c’horn (el “lugar del cuerno”, que conmemora el lugar donde se rompió el cuerno de buey de San Ronan) y la capilla de Ar Sonj (el sueño).
Undécima estación: Saint Théleau
Duodécima estación: San Mauricio

Una procesión en recuerdo de Saint Ronan

San Ronan era un monje irlandés del siglo VI al que se considera fundador de Locronan (Loc Ronan) y es el santo patrón de Quimper junto con san Korentin. En otro post os he hablado de su leyenda, que representa un ejemplo de cómo un santo irlandés se establece en un bosque sagrado de Cornouaille, es decir, el bosque de Nevé (el topónimo se refiere a nemeton) y desplaza a la druidesa del lugar, Keben.

En este otro artículo de Céltica tenéis toda la leyenda de San Ronan (os va a gustar) y más información.

Te puede interesar   Ruta de los molinos del ríu Profundu, Villaviciosa. Un paseo por la mitología asturiana
Por qué se considera la Grand Troménie un recuerdo de un rito druídico

Sería el gran celtista bretón Donatien Laurent fallecido en marzo de este año, quien mejor conocia la vertiente pre-cristiana de la Troménie.

Según su criterio la ruta de la procesión (aproximadamente un cuadrado) ilustra los 12 meses del año celta, un mes por cada estación del “vía crucis”. La primera estación al oeste de la villa de Locronan está dedicada a Saint-Eutrope (fiesta 1 de noviembre). Esta estación simbolizaría el paso a la estación oscura del año celta, Samain. La cuarta estación es el punto más bajo del recorrido y representa el 1 de Febrero, con Santa Ana. Antes la capilla de ese lugar estaba dedicada a Notre-Dame de Bonne Nouvelle, que se considera la cristianización de la Diosa Brigit en Bretaña. La séptima estación, en la esquina noroeste del cuadrado que recorre la procesión, en la aldea de Leustec, está dedicada a San Juan Evangelista, el 1 de Mayo del año celta (Beltaine). La décima estación está dedicada a San Ronan, en el punto más alto del recorrido, en Plas ar C’horn (La plaza del cuerno), y representaría el 1 de Agosto, la mitad de la parte luminosa del año. Lugnasad. San Ronan representaría a Lug.

Laurent además añade que la posición de los menhires que aún se encuentran en el recorrido conforman un eje que determina un punto central u omphalos, astronómico. Los bueyes blancos que dejaron surcos en la tierra y las piedras (la tradición aún ve las huellas del carro que llevaba el cuerpo de San Ronan) trazan un espacio cuadrangular que tiene paralelo en otros pueblos indoeuropeos (la fundación de Roma es parecida). Además Laurent constató que en los distintos puntos del recorrido se producen coincidencias con eventos solares a lo largo del año (solsticios de invierno y verano, etc). En el recorrido se integran otros elementos precristianos, como menhires de la fertilidad como la silla de Ronan donde las mujeres se restregaban contra la piedra para ser fértiles.

Bibliografía y recursos

F. MELIA, Daniel. (1978) The Grande Troménie at Locronan. A Major Lughnasa celebrationThe Journal of American Folklore
HASCÖET, Joël (2010) Les troménies bretonnes. Un mode d’anthropisation de l’espace à l’examen des processions giratoires françaises et belges. Anthropologie sociale et ethnologie. Université de Bretagne
occidentale – Brest; La Faculté Ouverte des Religions et des Humanismes Laïques (FORel)
DIARIO LA CROIX no 8696 de 25 julio 1911. La procesión más larga de Bretaña. [En Gallica]
Analyse d’un rituel : La Troménie de Locronan. In: Annales de Bretagne et des pays de l’Ouest. Tome 87, numéro 4, 1980. pp. 715-721.

Web
Locronan Turismo. La grand Troménie

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí