O Castelo. Valencia do Sil. Foto Sputnik Labrego
O Castelo. Valencia do Sil. Foto Sputnik Labrego
Actualizado: 29 noviembre, 2023

Ya terminó la quinta campaña de investigación en este yacimiento de O Castelo, en Vilamartín de Valdeorras. En ella se confirma la sospecha de que se trata de un potente centro de producción metalúrgica similar al de Santomé, también en Ourense. Las dimensiones del asentamiento son excepcionales, y la producción de objetos de metal se vio favorecida por la presencia de cobre y de hierro en las inmediaciones, por lo que podemos considerarlo un centro transformador de las materias primas locales y un lugar de producción de herramientas, armas, etc…

Este hecho lo confirma como un yacimiento excepcional, hasta cierto punto, en el noroeste de la Península Ibérica, lo que lo conecta con otros yacimientos europeos, según Carlos Tejerizo, director de la excavación.

Otra de las actividades de esta campaña fue la de consolidar las estructuras descubiertas en años anteriores, que ya empieza a ser una tarea compleja. Informaron también de otro sondeo en el que se documentó un silo de grano.

El yacimiento de O Castro ya fue excavado en los años 60 y 701 y desde entonces se ha documentado un importante asentamiento de época altoimperial que está conectado con las rutas de entrada hacia territorio galaico así como con las explotaciones mineras del entorno. Se considera que fue ocupado desde finales del siglo I a mediados del II d.C. en ese periodo, siendo abandonado posteriormente hasta el 300 d.C. En ese momento es cuando tuvo una importancia más destacada.

El castro está en una ladera que fue aterrazada para crear zonas de habitabilidad. Un desmonte muy potente que requirió un gran esfuerzo constructivo. Contaba además con un sistema de canalización de agua y una de las viviendas romanas alcanza un tamaño considerable donde se han descubierto monedas (hasta ahora más de 30) así como vidrios y cerámica2 que hablan de un alto estatus de sus ocupantes. La casa contaba con paredes decoradas con pinturas sobre estuco.

Las cerámicas hablan de una comunidad que lejos de estar aislada, recibía importaciones de centros de producción lejanos, por ejemplo Terra sigilata africana, o ánforas mediterráneas. La producción de metales de calidad seguramente fue un negocio próspero para los habitantes del castro, que pudieron atraer a mercaderes al asentamiento.

Precisamente esa producción metálica abundante lo ha convertido en un verdadero centro de expolio, donde los detectoristas han retirado mucho material. Entre lo que no se han llevado destaca una pulsera de bronce, de gran calidad, que se especula con que fuera uno de los productos fabricados en la zona.

Te puede interesar   Recuperados 16 morteros de la explotación minera romana de El Figo, en Tapia de Casariego

Notas al pie y bibliografía

  1. Paradelo, G. D. (2021). Os escarvadores, precursores da arqueoloxia en Valdeorras. Raigame: revista de arte, cultura e tradicións populares, (45), 116-121.
  2. García, C. T., Scaro, A., & Daflon, E. (2019). Materiales inéditos del asentamiento fortificado de Valencia do Sil (Vilamartín de Valdeorras, Ourense). Gallaecia: revista de arqueoloxía e antigüidade, (38), 71-102.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí