Vistas durante la subida a la sima. 2022

Si bien está en marcha el largo proceso de estudio de todas las evidencias recogidas en la campaña 2022 de la sima de la Cerrosa, en Suarias, Asturias, ya os puedo contar algunos detalles de la excavación de este año.

Ayer salieron publicados en prensa varios artículos sobre la campaña de 2022, de ellos, este me parece el más completo y mejor enfocado. El año pasado la excavación se planteó en dos grupos que íbamos a trabajar en distintos sectores y tareas. El primero se centró en el interior de la cueva y en seguir ampliando el sondeo del año pasado. Su objetivo era completar la recogida de restos óseos y obtener una estratigrafía completa en la cueva, tarea muy complicada por tener una pendiente de casi 45º que propicia que casi todo dentro se encuentre en posición secundaria.

El segundo grupo, en el que yo me encontraba, tenía que completar esa tarea y prospectar en la parte exterior de la cueva en busca de alguna ocupación de la misma en el periodo de estudio. Os adelanto que fue infructuosa y que los grandes descubrimientos se hicieron dentro.

Resultados de la tercera campaña de La Cerrosa
Sondeo exterior, campaña 2022

De ellos, el primero y más significativo es que se han hallado nuevos individuos que se suman a los desenterrados en las campañas anteriores. Concretamente se trata de los huesos de un adolescente y una mujer que fueron depositados al principio de la sima, en su parte más alta. Los restos se mantenían en conexión anatómica.

Es curioso porque desde el descubrimiento de las puntas de lanza en 2017 y el inicio de las excavaciones en 2020, se plantearon los sondeos hacia la mitad de la pendiente de la cueva, algo lógico ya que era el lugar donde se hallaron los primeros restos de la panoplia.

Te puede interesar   Apariciones en Medios: Cultura incorpora el castro de Villardeveyo, en Castiellu (Llanera), al Inventario de Patrimonio asturiano

Sin embargo la parte más alta, no se intervino hasta este año, y es la que presenta mejores resultados respecto al depósito de los cuerpos en la cueva. Está claro que se esparcieron, junto con los huesos de la abundante fauna, por toda la pendiente.

Los dos nuevos individuos aparecen cubiertos de múltiples restos óseos animales, por lo que gana verosimilitud la posibilidad de que haya habido una hecatombe animal, como cuentan las fuentes (Estrabón) respecto a los pueblos montañeses.

Con estos dos individuos ya son ocho los que se han podido documentar en la cueva, cuyas dataciones ofrecen un amplio espectro que va desde el Neolítico hasta época tardoantigua, en torno al siglo V d.C.

Los individuos descubiertos hasta ahora son:
-Adulto del Neolítico Final
-Bebé del Calcolítico (2400 a.C.)
-Cráneos femeninos (dos) de mediados del primer milenio a.C.
-Hueso largo de adulto del cambio de era asociado a la panoplia
-dientes de niño de seis años aprox. de entre los siglos III y V d.C.

Resultados de la tercera campaña de La Cerrosa
Restos óseos humanos y animales en el interior de la sima. La imagen da idea de la complejidad de la excavación en este sitio

El elevado número de cuerpos, junto con el amplio abanico de fechas en las que fueron depositados convierte a la sima de la Cerrosa en un lugar único en el cantábrico cuyo carácter ritual está ofreciendo nuevas perspectivas sobre la pervivencia a lo largo de los siglos de determinados lugares en diferentes momentos culturales. La diversidad de restos además, va a permitir conocer, tras los estudios pertinentes, información sobre procedencia, ADN o alimentación de algunos de estos individuos. Hay buenos profesionales investigando ya.

Otra de las nuevas preguntas que surgen tras esta campaña es si el famoso «guerrero» en realidad se trata de una «guerrera». Hasta el momento, el único resto óseo que se corresponde con la panoplia es un hueso largo, que no nos dice nada respecto al sexo del individuo que portaba las armas. El descubrimiento de la mujer de la parte alta de la cueva abre la posibilidad de que ese hueso largo sea suyo, y que por tanto, la panoplia le pertenezca. Panoplia que bien pudo caerse hacia sectores inferiores de la cueva a medida que los cuerpos se fueron descomponiendo debido al peso de los objetos metálicos.

Te puede interesar   Nueva campaña de excavaciones en el castro de Alava, Salas

La datación de los huesos y el estudio correspondiente resolverá esta duda.

Resultados de la tercera campaña de La Cerrosa
Placa de cinturón. Campaña 2022

Uno de los hallazgos que se produjo cuando estábamos excavando fue una nueva pieza que pertenece a la panoplia descubierta en campañas anteriores. Concretamente una rica hebilla de cinturón hecha de bronce, cuya decoración concuerda con las placas que ya estaban en fase de estudio.

Resultados de la tercera campaña de La Cerrosa
Hebilla del cinturón a su llegada al laboratorio poco después de ser descubierta
Resultados de la tercera campaña de La Cerrosa
Parte inferior de la pieza

Como veis, la decoración concuerda perfectamente con los diseños de las placas de otras campañas

Resultados de la tercera campaña de La Cerrosa
Placas de cinturón de la sima de la Cerrosa.

En definitiva, ha sido una buena campaña bajo la dirección de dos grandes profesionales como son Susana de Luis Mariño y Alfonso Fanjul Peraza que pone de manifiesto, una vez más, la importancia de este lugar como centro ritual, no sólo de las tribus orgenomescas (cántabras) de la zona, sino de un prolongado periodo de tiempo en el Cantábrico centro-occidental

Artículo anteriorLucus Asturum: Arqueología en Llanera 2022. Conferencia de Esperanza Martín
Artículo siguienteLa fuente de los moros de Pico Viyao, Piloña

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí