Ara votiva dedicada a Lug, descubierta en Lucus Augusti. (Museo Aqueolóxico de San Antón, A Coruña): LUCOUBU ARQUIEN(O) SILONIUS SILO EX VOTO

El autor realiza un estudio sobre las aras votivas dedicadas al dios Lug en Lucus Augusti, y que componen un conjunto excepcional ya que están completamente fuera del ámbito de difusión de este tipo de epigrafía, que suele aparecer en territorio celtibérico esencialmente, así como en territorio astur, trasmontano y cismontano si hacemos caso a la toponimia y etnónimos.

La conclusión a la que llega Juan Carlos Olivares Pedreño1 es que esas aras lucenses fueron erigidas por comunidades astures desplazadas a territorio galaico en torno al cambio de era. Lucus augusti debió ser un lugar donde confluyeron distintos grupos de población, entre los que destacan astures y lusitano-galaicos.

El autor propone que no hay una unidad étnica en el conventus lucense en este periodo, es más, propone, al igual que se ha propuesto para la frontera oriental astur trasmontana, con los cántabros orgenomescos, que en determinados periodos es probable que se haya producido un desplazamiento de pueblos hacia occidente en los territorios noroccidentales. Encontraríamos por ejemplo tribus cuyos etnónimos presentan la terminación -urro y -arro casi limitando con los ártabros. Esos pueblos, que las fuentes clásicas sitúan claramente en el conventus asturum, como los Susarros, Gigurros, etc… tendrían parentesco con los seurri y os arroni del lucense, entre otros.

Me parece una idea bastante coherente, ya que no debemos ver los conventus como espacios cerrados, y sobre todo nunca como unidades étnicas, sino jurídico-administrativas creadas ex-profeso para el control y explotación del territorio, por lo que la diversidad étnica de los mismos resulta plausible.

El autor considera que el culto a Lug pudo expandirse desde pueblos célticos como los Luggones y los Lougei, ambos situados en la Asturia cismontana en la frontera con el conventus lucense, al contrario que en el territorio trasmontano donde limitan con los cántabros.

Para Olivares Pedreño, el culto a Lug no estaba extendido entre los galaicos, cuyo panteón se compone principalmente de la triada lusitana compuesta por Reve, Navia y Bandua y de dioses como Cossus. El culto a Lug sin embargo es frecuente entre los Ástures y entre los Celtíberos.

Las inscripciones a las que se refiere el artículo son las siguientes:

-IRPL 80-89, Otero del Rey, Lugo:
LVCOVBV (S) / ARQVIENI (S) / SILONIVS / SILO / EX VOTO
-IRPL 87-88, Sober, Lugo:
LVGVBO / ARQVIENOBO / C(AIVS) IVLIVS / HISPANVS / VSLM
-González Fernández y Rodríguez Colmenero 2002, Lugo:
LVCOBO / AROVSA / VSLM / RVTILIA / ANTIANIA

Notas al pie y bibliografía

  1. Olivares Pedreño, J. (2010). Los ástures del conventus Lucensis y el culto al dios Lug en el noroeste de Hispania. Dialogues d’histoire ancienne, 36(2), 117-136. https://doi.org/10.3917/dha.362.0117
Artículo anteriorQué pasó con el castro de Doña Palla
Artículo siguienteEl Museo Arqueológico de Asturias recibe piezas del arqueólogo J.M. González
Fon S.P.
Apasionado por la arqueología e historia del pueblo astur. Pateando museos y yacimientos entre el Cantábrico y el Duero. Excavando cuando puedo. Divulgando desde hace más de 20 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí