Tejón, The Guardian

Este fin de semana pasado aparecía una noticia en el diario El País contando la historia de cómo se había encontrado el mayor tesoro de monedas romanas en cueva de Asturias, el pasado 2021.

Os lo conté en esta noticia cuando se presentó el hallazgo en el Museo Arqueológico de Asturias.

Ayer el diario The Guardian publicaba la historia en UK con un llamativo titular:

«Un tejón hambriento podría haber descubierto monedas romanas en una cueva española»

Os dejo la traducción de la versión inglesa:

El «hallazgo excepcional» fue descubierto a escasos metros de una guarida de tejones en el norte de Asturias.

Se cree que un tejón que buscaba desesperadamente comida descubrió 209 monedas romanas en una cueva del norte de España, que los investigadores califican de «hallazgo excepcional».

Las monedas, que datan de entre los siglos III y V d.C., fueron halladas en una cueva del municipio de Grado, en el norte de Asturias. Fueron encontradas a pocos metros de la guarida de un tejón, meses después de que la tormenta Filomena arrojara fuertes nevadas en amplias zonas del país.

Los investigadores creen que la nieve obligó al tejón a intensificar sus esfuerzos de búsqueda de alimentos, por lo que tuvo que hurgar en una pequeña grieta cerca de su guarida con la esperanza de descubrir bayas o gusanos.

El arqueólogo Alfonso Fanjul Peraza explicó al diario El País que el animal encontró una pila de monedas romanas desgastadas, forjadas en lugares tan lejanos como Constantinopla y Tesalónica.

La mayoría de las monedas son de cobre y bronce y la más grande, que pesa más de ocho gramos y contiene un 4% de plata, se cree que fue forjada en Londres.

«Hasta la fecha, se trata del mayor tesoro de monedas romanas encontrado en una cueva del norte de España», señalan los investigadores en un informe publicado recientemente.

No es la primera vez que los arqueólogos descubren un tesoro en los densos bosques de Grado; hace unos 85 años, se encontraron en la zona 14 monedas de oro que databan del reinado de Constantino. «La acumulación de hallazgos significativos podría considerarse -con precaución- una respuesta al intenso conflicto vivido en el territorio fronterizo», dijo Fanjul.

Los romanos conquistaron la Península Ibérica en el año 218 a.C. y gobernaron hasta que fueron expulsados por los visigodos a principios del siglo V. Los investigadores han especulado con que el último hallazgo de monedas probablemente formaba parte de un botín mayor que se ocultó apresuradamente con la esperanza de mantenerlo a salvo en medio de la inestabilidad política y social.

El hallazgo marca la primera fase del proyecto, y los investigadores esperan volver a la zona para realizar más excavaciones, dijo Fanjul a los periodistas a principios de este año. «Queremos saber si era un escondite puntual o si había un grupo de humanos viviendo allí».

Artículo anteriorCon nombre propio. ¿Cómo se llamaban los hombres y mujeres astures?
Artículo siguienteNoroeste mítico. El paisaje sagrado de la Vieja, la ninfa, el héroe y el dragón

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here