Vista aérea del castro de Puntamuyeres, en Luarca, Asturias. Foto El Comercio

O eso al menos dicen los investigadores del INCIPIT que excavaron este verano en el poblado fortificado situado en un cabo fuertemente defendido, en las inmediaciones de Luarca.

El castro pésico, cuenta con un sistema de cuatro fosos excavados en la roca, que para el arqueólogo y director de la excavación, David González Álvarez «muestra la intención de sus antiguos habitantes de monumentalizar el poblado, quizá para hacerlo visible en su entorno y a la vez evidenciar la capacidad de trabajo de la comunidad», según dijo en declaraciones a La Nueva España.

Por cierto, en este mismo artículo se opta por el topónimo Punta Muyeres frente a Peña Castiel, que parece haber sido un error de los años 60 del siglo pasado. El castro de Luarca ya había sido identificado entonces por José Manuel González.

La datación se ha determinado por la tipología cerámica en relación con las estructuras identificadas en la excavación. Determinó que tenía ocupación en torno al siglo I a.C.

Para estudiarlo se procedió a una limpieza y desbroce de toda la zona, que pudimos ver en varias fotografías en la prensa, lo que ya hizo evidente las estructuras del castro astur que fue causa de interés por parte de vecinos y visitantes de la villa luarquesa.

Se espera seguir con más campañas el próximo año, que dependerán de la financiación que actualmente corre por cuenta del Ayuntamiento aunque se va a solicitar una partida al Principado para que colabore en el proyecto.

Artículo anteriorNoticias de la Fortuna Balnearia. El Principado intenta que no salga de Asturias
Artículo siguienteMiscelánea de actualidad sobre protección de patrimonio de la Edad del Hierro astur

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here