El castro de Peñales, Olloniego. A la derecha el gran crater que provocó la extracción de piedra

Hoy estoy de celebración en Astures, porque puedo deciros que gracias a la página hemos hecho un descubrimiento arqueológico. Y el que sea un nuevo castro, muy probablemente de la Edad del Hierro (aquí en los límites del concejo de Oviedo) me hace especial ilusión.

Los seguidores de la página sabéis que continuamente ando trasteando con el LiDAR en busca de asentamientos de la Edad del Hierro. Desde que comencé a rastrear yacimientos he aprendido a distinguir algunas evidencias que me permiten en el mejor de los casos «sospechar» que hay un castro en un lugar. En ese momento comienza un largo proceso que sólo en contadas ocasiones acaba en una visita al yacimiento, y hasta hoy (es la primera vez) en el descubrimiento de un nuevo lugar arqueológico. En este caso las redes sociales y el constante flujo de comunicación con los lectores, dio una pista definitiva. Por tanto hay que decir que es un descubrimiento que tiene tres partes igual de importantes. Una tele-prospección como método de búsqueda de nuevos yacimientos. Dos, la arqueología clásica que a través de Alfonso Fanjul Peraza, nos ha permitido identificarlo y tres, la colaboración vecinal con la pieza que viene a confirmar el descubrimiento y que es la clave en todo esto.

El descubrimiento

La historia comienza aproximadamente en noviembre del año pasado, cuando me encontraba prospectando el relieve del cauce medio del Nalón, dentro del concejo de Oviedo. Estoy llevando a cabo una revisión sistemática de la zona del concejo y tengo esperanzas de poder daros más sorpresas en el futuro. Pero no me desvío del tema. En esta ocasión, me interesaba sobre todo el viejo camino a León que sube por el Padrún y se adentra en la Cordillera por Payares. Estas viejas rutas, suelen discurrir por viejos caminos muy antiguos. De hecho esta vía es camino de Santiago.

A unos 500 metros del camino hacia el oeste me topé con un accidente geográfico llamativo. Una serie de enormes cráteres en el terreno que dejaron las canteras de explotaciones calizas de los siglos XIX y XX en los concejos de Oviedo y Mieres. Sinceramente el sitio me recordó mucho a la historia de Llagú. De hecho recordaba haber leído en la carta arqueológica de Mieres, que otro castro, el de Llagos, estaba destrozado por una cantera, lo mismo que algunos del norte de Oviedo y Llanera.

Castro de Peñales (La Peñona). Descubrimos un nuevo asentamiento en Olloniego, Oviedo
Modelo LiDAR de la zona con distintas capas coloreadas que me puso sobre la pista del yacimiento

El lugar tiene una forma llamativa en la que a un golpe de vista parece entreverse un sistema de aterrazamiento. Utilizando el software libre que uso para las prospecciones, probé distintas iluminaciones y alturas, así como la combinación de distintos modelos generados, y en todas ellas, sobre todo en la de relieve, me parecía que aquello tenía pinta de asentamiento castreño… cortado por una enorme cantera eso si.

Te puede interesar   Los más recientes hallazgos en Lucus Asturum de la mano de Esperanza Martín

Las distintas fotos aéreas de los vuelos americanos A y B de 1947 y 1956 mostraban un espacio de forma ligeramente ovalada que respondía al patrón de asentamiento.

Castro de Peñales (La Peñona). Descubrimos un nuevo asentamiento en Olloniego, Oviedo
Foto del vuelo Americano de la Serie A. 1956. Ya se ve el comienzo de la Cantera de Peñales y la forma ovalada de la cumbre del promontorio

Los detalles del descubrimiento y de la exploración los contamos en un artículo que saldrá a lo largo de la primavera que viene en una publicación científica. No os puedo contar mucho más hasta entonces.

El asentamiento

Se trata de un promontorio calizo ubicado, como digo, a unos 500 metros al oeste del alto del Padrún. La posición alcanza unos 430 metros de altura y un desnivel relativo de cerca de 30 metros desde su cota más baja a la cumbre. Por el flanco este está bien defendido por un acantilado vertical que alcanza una longitud de unos 200 metros lineales y alturas de entre 25 y 30 metros.

Era un lugar mucho más grande, pero una cantera se llevó la mitad de la montaña en los años 50 del siglo pasado. Aún así las fotografías aéreas muestran un espacio ovalado de unos 100 metros en su eje más largo y unos 40 metros en el más corto, orientado del suroeste al noreste. La parte que se conserva es sólo la norte-noreste.

Castro de Peñales (La Peñona). Descubrimos un nuevo asentamiento en Olloniego, Oviedo
Vista general del promontorio desde el este.

En la cara oeste hay un acantilado, esta vez artificial, provocado por la extracción de piedra que os comentaba. A 100 metros está la cantera de Valmurián, y al norte y al oeste hay otras explotaciones en el entorno. La suerte de nuevo estuvo de nuestro lado. El propietario actual del terreno nos contaba que la cantera nunca tocó esa cara de la ladera porque en su momento no se pusieron de acuerdo en el precio. El lugar está intacto más allá de la explotación agrícola o ganadera.

El LiDAR reveló un sistema de lo que parecían fosos y aterrazamientos que perimetraban la parte superior del lugar, dos por lo menos. El más extenso dejó su huella en la cara este del promontorio.

Te puede interesar   Inauguradas las obras de consolidación del Chao Samartín

Entre los datos obtenidos de la cartografía antigua encontré que la explotación se llamó «cantera de Peñales», de ahí el nombre que le hemos puesto.

La exploración con un arqueólogo profesional

Con esta información nos acercamos a hacer una primera exploración in situ del lugar. Efectivamente, sobre el terreno se apreciaba que el lugar estaba aterrazado. Además hay restos de piedra bien trabajada, sobre todo en un muro de construcción reciente pero que parece aprovechar piedras de lo que a todas luces aparenta ser un derrumbe ubicado unos 20 metros por encima.

Los aterrazamientos estaban ahí y el derrumbe parece que perimetraba la parte alta del promontorio en la segunda terraza, habiendo una más alta todavía donde el lugar tiene un perfil amesetado.

Castro de Peñales (La Peñona). Descubrimos un nuevo asentamiento en Olloniego, Oviedo
Sobre el terreno se aprecian perfectamente los aterrazamientos que han sido aprovechados para tareas agrícolas y ganaderas

Fanjul Peraza daba el visto bueno al lugar, y… ¡parecía que teníamos un nuevo castro!. A partir de ahí seguimos la investigación descartando que hubiera castros en la zona (habíamos comprobado las coordenadas de los castros de Oviedo, y buscado otro tipo de vestigios arqueológicos en la carta arqueológica). Entonces nos sonrió la suerte.

La pieza

Gracias a la inserción de una fotografía en las redes sociales, y a que siempre tenéis la posibilidad de mandarme algún mensaje para contarme cosas o enviarme información, un lector, que prefiere permanecer en el anonimato, nos mostró una excepcional pieza que un pariente suyo había recogido hace décadas en ese lugar. Y no era cualquier pieza, se trataba de un borde de una sítula, o caldero de bronce, de la edad del Hierro. La intrincada decoración que tiene en su superficie le llamó la atención.

Nos dijo que su abuelo la había encontrado en la zona donde hoy se levanta el muro que os comentaba antes. Es uno de esos objetos que son bonitos pero que si no sabes lo que es no te planteas que sea antiguo. Puede ser una pieza de forja, o un embellecedor, etc… por eso lo conservaron. La persona que se puso en contacto con nosotros, es lector de Astures y ya sabía que la pieza tenía valor científico.

Castro de Peñales (La Peñona). Descubrimos un nuevo asentamiento en Olloniego, Oviedo
Detalle del fragmento de sítula decorada de Peñales. Estos objetos aunque no son raros, tampoco son muy frecuentes. La decoración de entrelazados circulares es muy típica del ámbito galaico y astur de la Edad del Hierro

Veréis, creo que la divulgación sirve para enseñarle a la gente precisamente eso, que estos objetos tienen más valor en un museo que en casa, y creo que Astures tiene ese efecto. Esta persona nos entregó la pieza generosamente, y ya la hemos notificado al Museo Arqueológico de Asturias, al que haremos entrega de la misma en cuanto terminen los estudios que le está realizando Fanjul Peraza (es cuestión de días ya), para publicarla en condiciones.

Te puede interesar   La fuente de los moros de Pico Viyao, Piloña

La pieza viene a confirmar lo que el LiDAR decía, y es que en el castro de Peñales, cerca del alto del Padrún hubo un asentamiento de la Edad del Hierro, semejante a otros del cauce medio del Nalón, ubicado en espolones calizos y controlando las viejas vías de comunicación y los recursos de la sierra, además del río. Pertenecería a la etnia de los Luggones.

El castro controla la parte a la que no llegan otros dos asentamientos importantes. Picu Llanza y el castillo de Tudela. Entre los tres controlan el interfluvio del Nalón en Olloniego, las rutas de paso a la montaña y hacia la Cordillera, y los recursos mineros de la sierra del Padrún.

¿Y ahora?

La investigación continúa. Decidimos llamar a la prensa y hacerlo público. Además el Ayuntamiento de Oviedo nos apoyó con la visita de Gerardo Antuña, quien se desplazó con nosotros a verlo in situ y al que hicimos patear por peñas y caminos de cabras literalmente :). Creemos que mereció la pena.

Precisamente hace un par de días, en una nueva visita, el dueño del lugar, Jose Antonio, nos confirmó nuevos datos, como que en esa zona hubo una huerta, justo en la zona donde la persona que encontró la pieza hace décadas dijo que la había descubierto. Ahora creemos que las tareas agrícolas dejaron en superficie este objeto que pasó desapercibido hasta que alguien lo recogió. (Os estoy contando las conclusiones casi en el momento en que se producen, no os quejéis :D)

Castro de Peñales (La Peñona). Descubrimos un nuevo asentamiento en Olloniego, Oviedo
El castro de Picu Llanza desde el castro de Peñales. Respondería a un patrón similar de asentamiento

Ya hemos enviado un primer borrador a una revista científica para que quede publicado, como os decía, y por nuestra parte continuamos investigando sobre la información cartográfica disponible. Me estoy haciendo un experto en la minería de caliza os lo aseguro.

Nuestra intención es encontrar financiación para hacer una excavación arqueológica, así que ya estamos sobre ello. Creo que merece la pena documentar un castro inédito a escasos kilómetros de Oviedo.

No os puedo contar más por el momento, pero seguro que a lo largo de este año os puedo ampliar la información 😉

Artículo anteriorAsí era la pequeña comunidad que vivió en la cueva de Berció hace 1500 años
Artículo siguienteEtnias astures. Qué sabemos de los Brigaecinos

4 COMENTARIOS

  1. Ya era conocido por alguno de los que vivimos en la zona.
    Si te pones en contacto puedo aportar algún detalle importante que seguramente os ha pasado desapercibido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí