El proyecto tiene como objetivo la realización de una vista 3D del yacimiento (link a la noticia) a partir de 1000 fotografías tomadas desde drones. La finalidad es que se pueda dar a conocer el castro a un espectro mayor de personas que las que pueden acceder actualmente a visitarlo.

La encargada de llevarlo a cabo es la empresa Bergidron.

Artículo anteriorLa escanda, un alimento de la Edad del Hierro
Artículo siguienteUn nuevo informe del ICOMOS pide que se anule el proyecto de reformas en el castro del Chao Samartin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here