Tres gaviotas. Foto CC

En la tradición oral asturiana hay varios cuentos de sirenas. No muchos en comparación con otros sitios, y básicamente se puede identificar el mismo cuento en varios puntos de la costa. Uno de esos relatos, un tanto maquillados pero siembre sobre la base de la tradición asturiana, Constantino Cabal lo recogió básicamente con este esquema:

Una niña llamada Serena, corre todos los días por las peñas que hay a la vera de la mar. Su madre la riñe a diario hasta que un día harta dice:

«¡Quiera Dios que te conviertas en pez!»

Esa misma tarde la niña se mete en el agua y se da cuenta de que sus piernas se han convertido en una cola de pescado con escamas.

La misma leyenda aparece en El Puntal, en Caravia y en otras partes del centro-oriente de Asturias.

Otra leyenda fue recogida ya a finales del siglo XX, por el maliayu Jesús Pando y Valle aunque yo la leí en una recopilación de hace apenas 20 años que os dejo en la bibliografía. Es esta, ambientada en la Asturias occidental.

En Luarca  hubo una sirena que tuvo un hijo con un vikingo. Cuando quedó sola y abandonada, la tristeza la volvió loca y dejó al niño en una roca.

Al oir los lloros del niño, las gaviotas se acercaron a curiosear. Cogieron al bebé y lo trasladaron a la torre de de Santa Eulalia, una capilla en la villa marinera, para que lo recogiera el párroco. Desde aquel día gracias a los vecinos y al párroco que lo criaron, el niño se convirtió en cristiano y cuando creció fue un aguerrido marino y guerrero que luchó contra los moros, y se casó con una princesa de Portugal.

Te puede interesar   ¿Cuál es el verdadero origen de Oviedo?

Hay un cantar que dice:

«Fuerte Gavilueto,
que vino del mar,
con una infantina
casó en Portugal.
La niña era blanca
y era verde el mar;
la niña tenía
color de coral
y los ojos verdes
como el verde mar…»

Fuente:

Pando y Valle, J., (1880) Cuentos y leyendas, Barcelona , pp. 29-36.
Merino, J.M. (2000) Leyendas españolas de todos los tiempos

Artículo anteriorCon nombre propio. ¿Cómo se llamaban los hombres y mujeres astures?
Artículo siguienteEl tesorillo tardo romano de Berció, Asturias, en la prensa inglesa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí