Las Médulas: Foto: Pixabay

Una mención que tiene como finalidad, actualizar el estatus de los primeros monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad y que al mismo tiempo sirve como recordatorio de los niveles de excelencia que deben cumplir para mantener esta consideración.

Se acerca el 25 aniversario de la declaración de las Médulas como un lugar que trasciende la importancia regional o nacional y pasa a convertirse en un símbolo del patrimonio de toda la Humanidad. La UNESCO fundamenta esta consideración en cuatro puntos:

1.-«una gran obra del genio creativo humano en el campo de la minería, y específicamente la tecnología de ruina montium, la aplicación de energía hidráulica y sistemas de extracción de oro a escala, eficiencia, e importancia económica que fueron de decisiva importancia económica para el Imperio Romano en los dos primeros siglos d.C.»

2.-«un ejemplo notable de la aplicación de las técnicas mineras romanas para explotar metales preciosos».

3.-«las explotaciones auríferas romanas en la zona de Las Médulas fueron las más extensas de Antigüedad»

4.-«el yacimiento aurífero de Las Médulas es un destacado ejemplo de innovadora tecnología romana».

Es por eso que «Las Médulas cuenta con todos los elementos necesarios para expresar su Valor Universal Excepcional, ya que incluye la Minas romanas, grandes extensiones donde se depositaban los residuos del proceso, los canales hidráulicos utilizados en el proceso de ruina montium y asentamientos humanos relacionados con la labor minera». Se le reconoce por tanto «una importancia cultural y/o natural tan extraordinaria que trasciende las fronteras nacionales y cobra importancia para las generaciones presentes y venideras de toda la humanidad»

La labor de protección del yacimiento, así como su puesta en valor arqueológica pero también natural y paisajística, sin olvidarnos de las partidas presupuestarias destinadas a investigación, han conseguido hacer que las Médulas se convierta en un referente a nivel mundial de dinamización de un entorno arqueológico como motor turístico y patrimonial en un momento en el que la sangría de población en la provincia de León está en un nivel preocupante.

Te puede interesar   Unas notas sobre la presentación de los tres últimos años de excavaciones arqueológicas en Lancia

Artículo anteriorNovedades editoriales: Arqueología en el valle del Duero. Del Neolítico a la Antigüedad Tardía. Nuevas perspectivas
Artículo siguienteThieldones. Caballos de guerra entre los astures

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí