Excavación de Pico Castiello en Ribera de Arriba. Fotograma TPA

La gran protagonista de esta primera excavación fue la cerámica, que permite adscribir el Pico Castiello a época romana con seguridad. En el transcurso de la intervención arqueológica se hallaron piezas de esa época, vidrios, etc… que confirman que lo que se pensaba que había sido un enclave medieval era también una especie de torre de vigilancia de época romana.

Sin embargo la presencia de cerámica prerromana en el lugar parece apuntar a que pudo haber un asentamiento anterior en este sitio, que por otra parte es lógico ya que mantiene una capacidad de observación y control de los valles circundantes excepcional.

De cualquier forma, el descubrimiento de esta campaña es la muralla, que lleva a los arqueólogos Juan Muñiz y Alejandro Sánchez a plantear la hipótesis de que rodearía una torre. La mayoría de hallazgos se produjeron a 2 metros de la muralla. En este sitio se ubicaría además algún taller de fundición, del que se han encontrado evidencias arqueológicas.

Si el proyecto entra dentro del programa de ayudas para excavaciones arqueológicas que se decidirá a primeros de año y el equipo vuelve a contar con el apoyo de Ayuntamiento habrá una segunda excavación en 2023, quizá más lejos de la muralla, hacia el interior del asentamiento donde parece más abundante en hallazgos.

Te puede interesar   Exposición: Covadonga 722-2022. Las huellas y los relatos
Artículo anteriorExposición: Covadonga 722-2022. Las huellas y los relatos
Artículo siguienteAcerca de los ríos Deva: Lough Necca y la ciudad de Ys. Cristobo de Milio Carrín

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí