Uno de los títulos que más aprecio tengo en mi biblioteca es este que abarca el conjunto de poblados fortificados de la Edad del Hierro en nuestra comunidad vecina.

Se trata, junto con Los Cántabros antes de Roma1 de los dos imprescindibles para conocer a las gentes de este periodo en la Cantabria del norte. Añadiría la que yo considero la «biblia», es decir El Cantábrico en la Edad del Hierro2 del que ya os hablaré en otra ocasión.

Si bien todos ellos han sido completados o matizados con investigaciones posteriores creo que de puede decir que mantienen muy bien el tipo pese a los años transcurridos, siendo este compendio de castros de Cantabria3 coordinado por Mariano Luis (Alis) Serna Gancedo, Antxoka Martínez Velasco, y Virgilio Fernández Acebo, es una obra singular por lo detallado y preciso de la información que recoge sobre ellos.

Castros y castra en Cantabria
El libro cuenta con ilustraciones de Alis Serna y Antonio Bustamante.

El extenso tomo de 790 páginas, comienza con una serie de trabajos de distintos autores que van desde la conceptualización del término «castro» en la península ibérica y fuera de ella, o también un trabajo sobre poblamiento y vías de comunicación en Cantabria en la Edad del Hierro, y el medio ambiente y recursos en el territorio en este periodo.

En el capítulo V comienza el repaso a los castros cántabros, divididos en zonas: Liébana, costa occidental, valles occidentales, Campoo-los valles, costa oriental, los valles orientales y Castro Urdiales.

Cada uno de los castros analizados cuenta con fotografías detalladas, una planimetría, resumen de la investigación en el yacimiento, caracterización arqueológica, fotografías de piezas destacadas en caso de haber sido recuperadas, y una bibliografía.

Finaliza la obra con otra tanda de trabajos que se centra en varios aspectos. Por ejemplo la relación entre asentamientos castreños y campamentos romanos en el territorio cántabro, o artículos específicos sobre cuevas de la Edad del Hierro en Cantabria, la lengua de los cántabros o monedas en campamentos romanos.

Castros y castra en Cantabria

Como os digo es simplemente una maravilla que a mi personalmente me ha aportado una visión muy detallada del mundo castreño cántabro, con sus diferencias y similitudes con el mundo de los poblados fortificados astures. El cantábrico centro-occidental tiene una serie de características comunes que es interesante tener en cuenta a la hora de hacer interpretaciones sobre la Edad del Hierro del norte peninsular. Tengo la sensación de que muchas de las influencias meseteñas que presentan los castros orientales de la Asturia trasmontana tienen que ver con esta franja de territorio más allá del Sella que ocuparon los cántabros «trasmontanos» y que estaban bien comunicados con el mundo celtibérico.

Notas al pie y bibliografía

  1. Labrador, E. P. (2003). Los cántabros antes de Roma (Vol. 5). Real Academia de la historia.
  2. Torres-Martínez, J. F. (2011). El Cantábrico en la Edad del Hierro: medioambiente, economía, territorio y sociedad (Vol. 35). Real Academia de la Historia.
  3. Serna Gancedo, M. L., Martínez Velasco, A., & Fernández Acebo, V. (2010). Castros y castra en Cantabria: fortificaciones desde los orígenes de la Edad del Hierro a las guerras con Roma. Catálogo, revisión y puesta al día. Acanto
Artículo anteriorCastro, castellum, y fiebre del oro en la antigua Asturia. El yacimiento fortificado de La Plaza los moros, Cangas del Narcea, Asturias. Alfonso Fanjul Peraza
Artículo siguienteBuenas noticias para los castros de Coaña y Mohías. 150.000€ de inversión
Fon S.P.
Apasionado por la arqueología e historia del pueblo astur. Pateando museos y yacimientos entre el Cantábrico y el Duero. Excavando cuando puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí