De los viajes por la Céltica que hacemos en familia saco muchas experiencias. De la de Dublín, una de las más gratificantes fue la visita al Museo Nacional de Irlanda, y poder ver, aunque sea una réplica, del caldero de Gundestrup, entre otras maravillas que tienen allí. El otro día me hicieron una entrevista en el podcast Enclaves de Leyenda sobre este objeto.

21

Artículo anteriorConferencia sobre los últimos 10 años de investigación de Roman Army en el noroeste de la Península
Artículo siguienteMedidas de protección en el castro de Chano, en Peránzanes. León
Fon S.P.
Apasionado por la arqueología e historia del pueblo astur. Pateando museos y yacimientos entre el Cantábrico y el Duero. Excavando cuando puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí