Una colaboración entre la asociación Tir Na N’og y el colectivo Patrimonio dos Ancares. Las dimensiones del poblado sonde unos 65 por 45 metros, y cuenta con un antecastro de 30 por 50 según noticia recogida en LugoXornal. Se conserva también el trazado de la muralla que cierra el asentamiento ajustandose al perímetro del alto donde se encuentra, flanqueado por un arroyo.

El lugar cuenta con un topónimo que confirma la presencia de un poblado, «o Castrelo», que según leemos no está recogido en los visores de la Xunta. (Cuantas veces hemos hablado de la importancia de registrar la microtoponimia).

De la primera prospección de ambas asociaciones se ha documentado un molino navicular en granito. El hallazgo junto con los datos recogidos ya han sido puestos en conocimiento de la Xunta de Galicia.

Artículo anteriorLos Astures de los textos y de la arqueología. Orejas Saco del Valle, A., Sastre Prats, I., & Sánchez-Palencia Ramos, F. J.
Artículo siguienteNueva serie documental. Os castros. Rtvg episodio 1. O descobrimento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here