Domus del Chao Samartin. Foto propia

Las cosas se habian ido poniendo tensas en las últimas semanas, ante el anuncio de la asociación de conservadores y restauradores de España (ACRE) de emprender acciones legales si se mantenía el proyecto de actuación prevista en el Chao Samartin por parte de la Administración pública y el Ayuntamiento de Grandas de Salime.

La acción combinada de las asociaciones, a la que se añadiría la Asociación Profesional de Arqueólogos, Conservadores y Museólogos de Asturias (APACMA) y otros grupos y arqueólogos, parece que da sus frutos y ahora el proyecto va a ser revisado para tener en consideración las opiniones de arqueólogos y profesionales respecto a los pasos a dar en el yacimiento.

El objetivo es no perder la financiación concedida a nivel europeo, que podría verse en riesgo si prosperaran acciones legales contra esta actuación.

«El consejero de Cultura, Genaro Alonso, ante la polémica generada, se mostró dispuesto a, una vez estudiados en detalle los argumentos que dan los restauradores, «introducir algunas garantías si los técnicos así lo estiman». «Nosotros estábamos convencidos de que ese proyecto daría solución a lo que se pretende para el Chao San Martín, que no es otra cosa que una fase de consolidación y otra de restauración» del yacimiento, explicó, y que «nadie quiere hacer daño a un yacimiento de esa categoría».»

Teneis información sobre este asunto en la prensa regional (enlace abajo)

Artículo anteriorLa ciudad mas poderosa de los astures muere abandonada por las administraciones públicas
Artículo siguienteGalaicos: un pueblo entre dos mundos, la exposición

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here